Ante el regreso de la actividad legislativa

La prensa brasileña adelantó que hay "altas probabilidades de que se apruebe la legalización del juego en las próximas semanas"

El presidente Jair Bolsonaro durante la apertura de las sesiones en el Congreso.
04-02-2022
Tiempo de lectura 2:09 min

Los periodistas Iander Porcella e Izael Pereira, del periódico "O Estado de S.Paulo", aseguraron en un artículo publicado esta semana, que la Cámara de Diputados debe votar la legalización del juego en las próximas semanas, y que hay altas posibilidades de aprobación.

Con el regreso de las actividades parlamentarias el miércoles 2, la Cámara debería analizar el texto en febrero. El proyecto de ley, que provocó la ruptura del Gobierno y la protesta de los evangélicos, autoriza la explotación de bingos, casinos, máquinas tragamonedas y juegos de azar.

La propuesta se enfrenta a la oposición del grupo evangélico y de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB). Aun así, a finales de 2021 se aprobó una solicitud de urgencia para que se tramitara en la cámara. La expectativa entre los parlamentarios es que el texto sea aprobado por el Pleno y pase al Senado este mes.

El presidente de la Cámara, Arthur Lira, prometió analizar el proyecto en breve. El ponente de la propuesta, el diputado Felipe Carreras, estima que la regulación del juego generaría 20.000 millones de reales de ingresos al año. Al defender el texto, citó como principal argumento el incentivo al turismo y la creación de empleo.

"La pandemia ha aumentado el desempleo en el país. Las apuestas formalizarán puestos de trabajo que ya existen, y apoyarán las fuertes inversiones que vendrán con los complejos turísticos integrados con casinos, que generarán miles de puestos de trabajo", dijo Carreras.

Con un ojo puesto en el electorado evangélico, el presidente Jair Bolsonaro señaló que puede vetar el proyecto, en caso de que el texto sea aprobado en el Congreso.

En una entrevista concedida a la emisora de radio Viva FM de Espírito Santo el 17 de enero, el Primer Mandatario afirmó que el juego “no es bienvenido en Brasil”. Por otro lado, Bolsonaro recordó que los parlamentarios pueden anular su veto, y preservar la propuesta original.

El 16 de diciembre se aprobó la solicitud de urgencia para la tramitación de la propuesta, con 293 votos a favor, 138 en contra y 11 abstenciones.

En ese momento hubo un acuerdo para que la bancada evangélica no bloqueara la votación en el Pleno, como había ocurrido anteriormente. A cambio, Lira también avanzó con una Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC), que exime a las propiedades alquiladas por las iglesias del pago del impuesto sobre bienes inmuebles y del impuesto sobre bienes inmuebles de naturaleza urbana (IPTU).

Ahora, los evangélicos prometen "trabajar el doble" para detener el proyecto. "Estoy convencido de que, con una mejor articulación, revertiremos el resultado", dijo el diputado Sóstenes Cavalcante . El congresista argumentó que la legalización de los juegos generaría un problema de salud pública, debido a la adicción, y dice que no habría mecanismos de control para evitar el lavado de dinero.

Otoni de Paula, miembro de la bancada evangélica, también criticó la propuesta. En su opinión, los posibles beneficios de la legalización de los juegos se verían superados por los efectos secundarios.

Felipe Carreras se opuso y señaló: "Respetamos plenamente la posición de la bancada, pero la Cámara es la expresión de la población. La mayoría decidirá", dijo el parlamentario. "Mi sensación es que los parlamentarios están viendo esta oportunidad de crear empleo, y no van a dar la espalda a la población".

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS