Respaldado por la AGA

Legisladores estadounidenses presentaron un proyecto para elevar el umbral de informes sobre el impuesto a las slots

Los legisladores Guy Reschenthaler (R-PA) y Dina Titus (D-NV).
08-03-2022
Estados Unidos
Tiempo de lectura 2:10 min

Los copresidentes del Caucus del Juego en el Congreso, Dina Titus (demócrata de Nevada) y Guy Reschenthaler (republicano de Pensilvania), pidieron elevar el umbral del impuesto sobre las tragamonedas a US$ 5.000, y proporcionar un mecanismo para tener en cuenta futuros aumentos a esta cifra, basados en la inflación. El proyecto de ley fue elogiado por la American Gaming Association (AGA).

La nueva legislación beneficiaría a los casinos, ya que tendrían que poner fuera de servicio temporalmente menos máquinas mientras se completan los formularios fiscales de los clientes ganadores. También evitaría que un mayor número de ganadores de pozos en las tragamonedas tuvieran que declarar sus ganancias al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) del gobierno estadounidense.

El organismo explicó en un comunicado que el actual umbral impositivo de las slots, de US$ 1.200, no se ha ajustado por inflación desde 1977, lo que ha provocado un "dramático aumento" en el número de premios de las tragamonedas que los casinos y sus clientes deben declarar al IRS.

"Aumentar el umbral del impuesto sobre las tragamonedas para tener en cuenta la inflación es un cambio que debería haberse hecho hace tiempo y que aliviará las cargas administrativas innecesarias de los operadores de casinos, sus clientes y un IRS con poco personal y abrumado", dijo el presidente y director general de AGA, Bill Miller.


Bill Miller, presidente y director general de AGA.

La AGA dijo que esta normativa se basa en los esfuerzos que llevaron a que el Congreso ordenara al Departamento del Tesoro de los EE.UU. a analizar la posibilidad de actualizar el umbral del impuesto sobre las slots, a través de una regulación. El Tesoro aún no ha presentado ese informe al Congreso, según la AGA.

De acuerdo con la normativa federal de EE.UU., cuando un cliente de un casino gana un pozo de US$ 1.200 o más, la máquina se pone temporalmente fuera de servicio mientras el cliente debe rellenar un formulario de declaración de impuestos W-2G. Aunque los jackpots han aumentado constantemente con la inflación en las últimas décadas, el umbral de US$ 1.200 que desemboca en la emisión de formularios de impuestos ha permanecido invariable desde que el Congreso lo estableció en 1977. Si se ajusta a la inflación, ese monto en 1977 equivaldría a más de US$ 5.000 en la actualidad.

"Debido a que el umbral no se ha ajustado a la inflación, se ha producido un aumento significativo en el número de pozos declarables, causando más ineficiencias operativas para los operadores de casinos y aumentando el mar de formularios W-2G que inundan el IRS cada año", señaló la AGA.

"La legislación proporciona al Congreso una solución directa para modernizar el umbral de declaración de las tragamonedas", continuó Miller. "Esperamos seguir trabajando con estos líderes bipartidistas en el Capitolio para abordar las regulaciones obsoletas que afectan a nuestra industria".

La legislación está copatrocinada por los representantes Mark Amodei (R-NV), Anthony Brown (D-MD) y Steven Horsford (D-NV).

EVENTOS