Disputa legal de los Seminoles

Los federales de EE.UU. respaldan el acuerdo de apuestas deportivas de Florida y afirman que cumple con las leyes tribales

El gobernador Ron DeSantis y la tribu Seminole firmaron el pacto a principios de este año, el cual ahora está siendo desafiado.
12-11-2021
Estados Unidos
Tiempo de lectura 4:33 min
Los abogados del Departamento del Interior de EE.UU. defendieron el acuerdo que otorga a la tribu Seminole el control de las apuestas deportivas en el estado. Los federales reconocen que las apuestas se harían fuera de la propiedad tribal, pero afirman que el estado lo autoriza y es consistente con IGRA. Los argumentos adicionales se presentaron después de que un juez en una demanda presentada por dos parimutuels estatales criticara la estrategia del gobierno federal.

En un nuevo episodio de la disputa en curso sobre las apuestas deportivas en Florida, el Departamento del Interior de los EE.UU. Ahora ha respondido contra las acusaciones de que el acuerdo que otorga a la tribu Seminole el control de las apuestas deportivas en el estado viola la ley federal en un documento judicial de 33 páginas el cual fue presentado por abogados el martes por la noche en Washington, DC.

Los federales defendieron el control de las apuestas deportivas por parte de la tribu Seminole, señalando la decisión tomada por el gobernador Ron DeSantis y la Legislatura de permitir que la tribu acepte apuestas. Disputaron que los permisos violan la Ley Reguladora del Juego Indio durante una audiencia celebrada la semana pasada por el juez de distrito estadounidense Dabney Friedrich. Dijo que probablemente hará su juicio sumario el lunes 15 de noviembre o alrededor de esa fecha. Hasta que se tome una decisión, se permitirá que las apuestas deportivas en línea de Florida continúen en el estado.

La audiencia se llevó a cabo como parte de una demanda presentada por dos parimutuels de Florida que desafiaron el acuerdo de apuestas deportivas, alegando que el pacto firmado por el estado viola la IGRA al permitir que los Seminoles acepten apuestas que se colocan fuera de la propiedad tribal.

El controvertido acuerdo permite a los apostadores de Florida realizar apuestas deportivas mediante el uso de dispositivos móviles. Las apuestas se procesan a través de servidores informáticos en propiedad tribal: la cuestión principal del problema es si las apuestas que se realizan a través de computadoras en tierras tribales equivalen a apostar en dicha tierra tribal.

En argumentos adicionales ahora presentados por los abogados del departamento, reconocieron que las apuestas serían hechas por personas fuera de la propiedad tribal, pero dijeron que el estado las autoriza.

"Los acusados federales sostienen que a los fines de la ley federal, y de conformidad con la ley federal, las disposiciones sobre apuestas deportivas en línea del pacto reflejan un enfoque híbrido permisible en el que la actividad de juego que ocurre fuera de las tierras indígenas de la tribu está autorizada por la ley estatal, y la actividad de juego que ocurre en tierras indígenas es autorizada por IGRA de acuerdo con el pacto”, dice el documento presentado, según CBS Miami.

Además, los abogados escribieron que el pacto "sólo autoriza de manera permisible los juegos de azar que ocurren en las tierras indígenas de la tribu", lo cual es consistente con IGRA, y "no autoriza ni podría autorizar la actividad que ocurra fuera de las tierras indígenas de la tribu".

"Cuando se presentó el pacto a la secretaria, no se le presentó la decisión de 'autorizar' a las personas en Florida a realizar una apuesta deportiva en línea con la tribu cuando se encuentran físicamente fuera de las tierras indígenas de la tribu", dice el documento. "La ley estatal que ratificó el pacto ya lo había hecho".

Según los propietarios de los juegos parimutuels Magic City Casino en el condado de Miami-Dade y Bonita Springs Poker Room en el suroeste de Florida, el plan de apuestas deportivas es una "ficción legal" que viola la ley federal. Hamish Hume, abogado de los demandantes, argumentó la semana pasada que IGRA se estaba utilizando para crear una forma de "escapatoria" para ofrecer juegos de azar en tierras fuera de las tribus.

Además, los pari-mutuels también afirman que el acuerdo discrimina a favor de la tribu Seminole, y que al darles el control exclusivo sobre las apuestas deportivas podría haber un “impacto significativo y potencialmente devastador” en sus negocios.

Otro argumento que se ha planteado en contra del pacto involucra una enmienda constitucional estatal de 2018 que requiere la aprobación de los votantes de las expansiones del juego. Los críticos del lanzamiento de las apuestas deportivas sostienen que viola esta enmienda, ya que no fue aprobada por los votantes de Florida.

Por el contrario, los partidarios del acuerdo han argumentado que el plan no tenía que presentarse ante los votantes, ya que las apuestas deportivas están a cargo de la tribu. Los abogados federales también han instado al juez Friedrich a no decidir sobre la cuestión constitucional estatal, ya que deberían resolverse "en el apropiado foro judicial estatal".

"De hecho, dado que muchos de los reclamos y reparaciones que se buscan en estos casos involucran al estado y a la ley estatal, un foro estatal sería lo más apropiado para cualquier impugnación", se lee en el documento presentado por los abogados, según informó CBS.

“Pero aquí, el estado ha manifestado al secretario ya este tribunal que firmó y ratificó el pacto de conformidad con la ley estatal, incluyendo la Constitución de Florida”, dice el documento. "El tribunal debe basarse en esos argumentos y rechazar los argumentos infundados de los demandantes en sentido contrario".

Los argumentos adicionales se presentaron después de que Friedrich instó a los abogados federales a que lo hicieran, luego de expresar su frustración porque el gobierno no estaba tomando una posición clara sobre la cuestión de si los juegos de azar ocurrían fuera de tierras tribales.

La demanda presentada por los parimutuels no es la única que cuestiona el lucrativo acuerdo entre los Seminoles y el estado. Dos destacados empresarios del sur de Florida, junto con el grupo No Casino, también están presentando una demanda en un tribunal federal en Washington. Alegan que el pacto afectaría negativamente a sus propiedades y vecindarios al aumentar el tráfico, la congestión y la actividad criminal, entre otros argumentos.

Mientras tanto, y a pesar de las disputas legales en curso, las apuestas deportivas ya se han lanzado en el estado. Los apostadores en Florida pueden apostar a través de la aplicación Hard Rock Sportsbook, la cual la tribu lanzó el 1 de noviembre.

Bajo el pacto de 30 años, los Seminole acordaron pagar al estado al menos US$ 2.5 mil millones durante los primeros cinco años a cambio de tener el control exclusivo de las apuestas deportivas en toda Florida. También se les permite agregar dados y ruleta a sus operaciones de casino.

El pacto también enfrenta la competencia de los principales operadores, incluyendo DraftKings y FanDuel, que están presionando para que las apuestas deportivas se incluyan en la boleta electoral en 2022. La iniciativa propone una legislación que abriría las apuestas deportivas en línea en todo el estado a cualquier plataforma legal de apuestas deportivas, desafiando así los derechos exclusivos de los Seminoles.   

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS