Es el tercer acto simbólico de este tipo en su gestión

Baja California: el gobernador Jaime Bonilla Valdez encabezó destrucción de tragamonedas

Lo más curioso de sus declaraciones fue que diera a conocer del tipo de locales de donde han decomisado tragaperras. Carnicerías, tortillerías y hasta tiendas de abarrotes o almacenes tenían este tipo de máquinas de forma ilegal.
21-06-2021
Tiempo de lectura 1:28 min
En declaraciones a la prensa, se conoció que la gestión del mandatario lleva más de 3 mil máquinas decomisadas de 1.222 locales a los cuales tenían acceso menores de edad. Además, reivindicó la tarea del fiscal general del Estado Guillermo Ruiz Hernández: "este es un logro completamente de él".

El gobernador del estado mexicano de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, encabezó el tercer acto simbólico de su gestión de destrucción de máquinas tragamonedas ilegales decomisadas de locales a los cuales accedían menores de edad.

Durante la ceremonia en las instalaciones del Instituto Estatal de Investigación y Formación Interdisciplinaria, el fiscal general del Estado Guillermo Ruiz Hernández anunció que durante la gestión actual se han destruido más de 3 mil tragaperras que fueron secuestradas de 1.222 inmuebles.

La tarea del funcionario judicial fue reivindicada por el mandatario estatal, quien aseguró sentirse motivado por concurrir a estas destrucciones de slots, por el cariño que le tiene a la iniciativa que el fiscal encabezó: "este es un logro completamente de él, una iniciativa que planteó. Tenía ideas que quería concretar desde hace mucho tiempo, a raíz de los problemas de violencia que tenemos en Baja California".

"En Baja California vamos en camino de rescatar a la adolescencia, esta debe estar en las aulas", expresó Ruiz Hernández. "Tratamos de rescatarlos de las organizaciones criminales, que través de las maquinitas corrompen a menores, que son niños de bien, pero la necesidad los lleva a este tipo de adicciones pensando que van mejorar su calidad de vida", explicó.

El fiscal también agradeció el apoyo del gobernador en la búsqueda por inhibir la operación de las mafias, quienes indicó que son las principales beneficiarias de las tragamonedas ilegales, y que cada una de estas deja una suma cercana a los 2 mil pesos mexicanos (US$ 100) diarios, que sirven para financiar futuros delitos.

Lo más curioso de sus declaraciones fue que diera a conocer del tipo de locales de donde han decomisado tragaperras. Carnicerías, tortillerías y hasta tiendas de abarrotes o almacenes tenían este tipo de máquinas de forma ilegal. Muy lejos de los sótanos obscuros llenos de humo y bebidas alcohólicas que cualquiera se imaginaría.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS