Edición Latinoamérica
08 de Agosto de 2020

Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar de Panamá

"No se le debe seguir exigiendo a la industria que aporte dinero que hoy no sabemos qué fin o destino tiene"

"Si bien ha sido un año muy difícil para la industria, los ajustes que se hicieron en 2018 permitieron que este 2019 se mantuvieran las operaciones y los costos, a pesar de la caída en los ingresos", comenta Antonio Alfaro.
Panamá | 24/12/2019

El impacto negativo en los números de la industria del juego a causa del impuesto del 5,5% es el gran tema que preocupa a los operadores panameños. Esta nota refleja la posición de una de las grandes asociaciones que representa a los operadores.

L

os números de la industria del juego panameña están en descenso desde junio de 2015, en coincidencia con la implementación del 5,5% de Impuesto Selectivo al Consumo sobre las apuestas de cada jugador que creó el Gobierno para financiar el incremento salarial a los jubilados y pensionados. La Asociación de Administradores de Juegos de Azar (ASAJA), que representa a 13 casinos completos, siempre se mostró crítica.

Se denomina casinos completos a aquellas salas de juegos que ofrecen una combinación de mesas de juego y máquinas tragamonedas Tipo A más cualquier combinación de otros juegos o dispositivos. Es precisamente en nombre de este sector que Antonio Alfaro, presidente de ASAJA, asegura: "Si bien ha sido un año muy difícil para la industria, los ajustes que se hicieron en 2018 permitieron que este 2019 se mantuvieran las operaciones y los costos, a pesar de la caída en los ingresos".

El director de la Junta de Control de Juegos (JCJ), Manuel Sánchez, informó que la idea es eliminar el 5,5% de impuesto en las mesas de juego de casinos completos. Alfaro señala que la eliminación total de esta carga tributaria nunca estuvo en discusión ni fue solicitada por la industria, "como se mencionó en muchas comunicaciones de prensa y escritos de abogados y economistas".

"Esta tasa tuvo un fin específico: incrementar la jubilación de un número específico de pensionados y pensionadas del seguro social de más de 70 años, quienes fueron seleccionados por nombre y apellido. Se asignó un monto específico para cada persona, según el rango de su pensión. Después de cinco años, algunos fallecieron y no es necesario seguir pagando estos incrementos. Por eso, creemos que no se le debe seguir exigiendo a la industria que aporte dinero que hoy no sabemos qué fin o destino tiene", explica.

El presidente de ASAJA aclara que la industria reclama que se haga una auditoría para determinar cuánto se requiere hoy para cubrir esos aumentos. En caso de que se determine que existe un sobreaporte, sí esperan que se elimine de manera paulatina el 5,5% y se comience por las mesas de juego de casinos completos, que por ley solo operan en hoteles de más de 300 habitaciones.

En línea con lo que opina Yelitza Amador de Apojuegos, otra preocupación es la interacción de la industria panameña de juego con el sistema financiero. "Es necesario que se eliminen las restricciones que la banca corresponsal —que responde a entidades de Estados Unidos— impuso sobre las transferencias de dinero que salen o ingresan a las empresas operadoras de juegos de azar. Solo así podremos ofrecer un turismo de juego, que en una época supo ser muy lucrativo", argumenta Alfaro. Para lograrlo confía en el accionar del Gobierno que asumió en julio, comandado por el presidente Laurentino Cortizo.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.