Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

Entrará en vigencia el 1 de enero de 2019

Costa Rica anuncia una nueva regulación contra el lavado de dinero que incluye a los casinos

Costa Rica anuncia una nueva regulación contra el lavado de dinero que incluye a los casinos
Las empresas y profesionales del sector de casinos tendrán tiempo hasta junio de 2019 para adaptarse a la nueva regulación de la Sugef, encabezada por Bernardo Alfaro Araya (foto).
Costa Rica | 15/11/2018

El reglamento otorga un plazo de seis meses para que las empresas y profesionales, entre ellos los vinculados a casinos físicos y virtuales, se inscriban ante la Sugef para ser regulados. Quienes incumplan con el trámite no podrán requerir servicios de otras instituciones del sistema financiero nacional (SFN), y podrían ver cerradas sus cuentas bancarias.

L

a Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) de Costa Rica anunció este martes un nuevo reglamento que busca prevenir el lavado dinero y el financiamiento al terrorismo en profesiones o actividades económicas que se consideran vulnerables por organismos internacionales, entre los que se incluyen los casinos físicos o virtuales.

El reglamento entrará a regir el 1 de enero de 2019 y otorga un plazo de seis meses para que las empresas y profesionales se inscriban ante la Sugef para ser regulados. Quienes incumplan con el trámite no podrán requerir servicios de otras instituciones del sistema financiero nacional (SFN), y podrían ver cerradas sus cuentas bancarias.

En julio de 2015, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) evaluó a Costa Rica y encontró debilidades en la prevención del lavado de activos y el financiamiento al terrorismo en algunas actividades económicas y profesiones que este organismo considera vulnerables.

GAFI identificó una serie de vacíos en la legislación nacional que facilitan la ausencia de regulación sobre actividades en las que fácilmente se puede canalizar el lavado de dinero o financiamiento al terrorismo.

Para subsanar las debilidades señaladas por GAFI, Costa Rica aprobó en 2017 la Ley N° 9449, que reformó la normativa sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo.

Esta modificación a la Ley otorgó a la Sugef la obligación de regular y supervisar las actividades y profesiones que se consideran vulnerables.

Bernardo Alfaro Araya, superintendente general de entidades financieras, destacó la importancia de implementar estos cambios en el país para evitar sanciones. “De no atender estas recomendaciones nos exponemos a ingresar en la lista gris de países no cooperantes en la lucha contra estos riesgos, lo cual podría implicar sanciones políticas y económicas internacionales, evidentemente negativas para cualquier nación, pero más aún en la coyuntura fiscal actual de nuestro país”, advirtió Alfaro.

La nueva medida de supervisión también aplicará para casas de empeño y organizaciones sin fines de lucro que tengan relaciones con países en riesgo de actividades ilícitas. Las inscripciones para ser regulados se deben realizar mediante la página web. Las personas físicas o los representantes legales de las personas jurídicas deben tener firma digital para efectuar el trámite.

La Sugef informó este martes que estiman la suscripción de 30.000 nuevos supervisados –entre personas y empresas– como parte de un proceso para fortalecer la prevención del lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.

La inscripción es obligatoria, se efectúa directamente en el sitio web de la Superintendencia y se requiere la firma digital. “Los bancos y el resto de entidades financieras deben fijarse en la lista disponible en Sugef de los registrados. Si alguno (de sus clientes) no está inscrito deberán cerrarles las cuentas”, explicó Alfaro.

Alfaro enfatizó que la supervisión es solo de registro de actividades vulnerables al lavado de dinero y son las propias entidades financieras las encargadas de informar sobre movimientos atípicos. “Cuando el banco corrobora que el cliente (sujeto a la nueva supervisión) está inscrito en Sugef puede continuar brindándole servicios”, explicó Alfaro.

Deje un comentario