Investigan un presunto lavado de activos vinculado a clientes en la Argentina

Allanan tres casinos de Puerto Iguazú

A las 8 hs del jueves, la Gendarmería comenzó con los allanamientos a los tres casinos de la ciudad de Puerto Iguazú, entre ellos, el Casino Café Central.
17-08-2018
Tiempo de lectura 1:37 min
Por orden del juez federal de la provincia de Misiones, Miguel Ángel Guerrero, la Gendarmería Nacional allanó las tres salas de Puerto Iguazú, en busca de documentos que puedan aportar información acerca del presunto lavado de activos en el que habría incurrido el llamado “clan Barakat”, apuntado como financista del terrorismo, con supuestos nexos con Hezbollah. Los operativos tienen que ver con los clientes de las casas de juego, no con la empresas propietaria de las salas.

La Gendarmería de Argentina allanó este jueves por la mañana tres casinos de Puerto Iguazú, en la Triple Frontera conformada por Argentina, Brasil y Paraguay, que estarían vinculados con el financiamiento de la organización islámica terrorista Hezbollah. La fuerza federal buscó documentación en los tres establecimientos.

A partir del trabajo del juzgado de El Dorado, a cargo del magistrado Miguel Ángel Guerrero, el aporte de distintos organismos del Estado y al trabajo conjunto de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la Gendarmería Nacional, se logró desentrañar y allanar un complejo entramado de sociedades sospechadas de lavar dinero para financiar a terroristas.

En la causa se investiga al Clan Barakat, que habría cobrado premios por más de USD 10 millones en casinos de la zona, aunque no declararon fondos en sus ingresos y egresos del país. Se registraron entradas a la Argentina de 14 personas vinculadas al Clan.

La organización es liderada por Assad Ahmad Barakat, al que se lo relaciona con Hezbollah, y tendría negocios legales e ilegales en Ciudad del Este. La investigación se abrió a partir de la colaboración con los Estados Unidos, que informó sobre el presunto circuito de financiamiento que existe entre Medio Oriente y la Triple Frontera y le reclamó al Gobierno seguir el caso de cerca.

La Unidad de Información Financiera (UIF) congeló bienes y dinero de la organización al identificar maniobras ilegales de personas que estarían involucrados en acciones de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

El trabajo de cooperación entre la Argentina y los Estados Unidos incluyó un acuerdo entre la UIF y la Fincen, el organismo antilavado de los Estados Unidos. Por eso, las autoridades locales accedieron a información del Departamento del Tesoro estadounidense para impulsar la investigación.

Con las advertencias que aportaron los Estados Unidos y otras agencias de inteligencia financiera, el Gobierno resolvió congelar los fondos, ante la sospecha de que tendrían origen ilícito y que, una vez fuera del país, habrían sido derivadas por esta organización a Hezbollah.

Con información de Todo Noticias y Misiones Online.
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS