Verticales online y retail

La gobernadora de Kansas firmó la legalización de apuestas deportivas, y Boyd denunció al estado

17-05-2022
Estados Unidos
Tiempo de lectura 4:40 min

La gobernadora de Kansas, Laura Kelly, firmó un proyecto de ley que legaliza las apuestas deportivas. El proyecto de ley 84 del Senado fue aprobado por primera vez por los legisladores del Estado y enviado al despacho de Kelly a finales de abril. Su aprobación significa que los residentes de Kansas pronto podrán apostar legalmente por equipos deportivos - aunque un casino ya presentó una denuncia contra el estado, inmediatamente después de su aprobación, por una disposición de la nueva ley que también legaliza las carreras históricas de caballos.

"La legalización de las apuestas deportivas traerá más ingresos a nuestro estado y hará crecer nuestra economía", dijo Kelly en un comunicado, según KSHB. "Este es otro mecanismo que los casinos, restaurantes y otros lugares de entretenimiento pueden utilizar ahora para atraer a los habitantes de Kansas a sus establecimientos".

La ley prevé un impuesto del 10% sobre cada apuesta, con una estimación de unos USD 41 millones de ingresos para el estado en los próximos cinco años. El 80% se destina a un fondo del Departamento de Comercio de Kansas para incentivar la llegada de equipos deportivos profesionales al estado, incluyendo a los Kansas City Chiefs de la NFL, de Missouri.

Los legisladores consiguieron finalmente aprobar las apuestas deportivas en el estado tras años de intentos fallidos mediante una legislación que permite tanto las apuestas móviles -cada casino podría operar hasta tres plataformas online- como las minoristas en los casinos, y hasta en otros 50 lugares elegidos por los casinos. Las instalaciones de juego podrían llegar a acuerdos con franquicias deportivas profesionales para colocar puestos en la sede de un equipo como parte del total de los 50 negocios y entidades con los que se les permite asociarse.

Los casinos estatales de Dodge City, Pittsburg, Mulvane y Kansas City (Kansas), establecidos bajo el control de la Lotería de Kansas, estarían autorizados a gestionar apuestas deportivas. Las tribus nativas americanas reconocidas también podrán presentar una solicitud al gobernador de Kansas y al director de la Lotería de Kansas para operar un sportsbook "bajo los mismos términos y condiciones" que se aplican a los cuatro casinos del estado.

Según la nueva ley, la lotería estatal y la Comisión de Carreras y Juegos de Kansas compartirán la supervisión del nuevo mercado. A principios de esta semana, funcionarios de la lotería dijeron a los medios de comunicación locales que el personal de la Lotería de Kansas ya está trabajando con sus socios de casinos para poner en marcha el mercado "tan rápido como podamos."

Pero la nueva ley ya ha dado lugar a una demanda, casi inmediatamente después de su firma, por parte del operador de un casino de propiedad estatal sobre una parte no relacionada de la ley diseñada para reactivar un canódromo cerrado desde hace tiempo en su zona, según informa Associated Press.

La demanda fue presentada por el casino Kansas Star en el tribunal de distrito del condado de Shawnee, en Topeka, la capital del estado. El casino se encuentra a unos 24 kilómetros al sur de Wichita y es operado por Boyd Gaming, con sede en Las Vegas, bajo un contrato con la Lotería de Kansas que se extiende hasta diciembre de 2026.

El operador del casino argumenta que el estado está incumpliendo su contrato, que dice que la lotería no permitirá la competencia de instalaciones similares dentro del área de Wichita. La disputa gira en torno a una disposición que permite la instalación de nuevos dispositivos de juego en el Wichita Greyhound Park, un parque canino que abrió sus puertas por primera vez en 1989 y cerró en 2007 por problemas financieros.

Los dispositivos en disputa son las máquinas de carreras históricas de caballos (HHR), y la nueva ley permite la instalación de 1.000 de ellas en el parque canino. Boyd argumenta que las HHR -que reproducen fragmentos de carreras de caballos pasadas, con resultados que determinan lo que gana el apostante- son "indistinguibles" de las máquinas tragaperras, y dice que el Estado no puede permitir que el Wichita Greyhound Park las instale.

"Boyd ha estado a la altura de sus obligaciones, ha operado con éxito el Kansas Star y ha invertido cientos de millones de dólares en el Kansas Star basándose en la promesa contractual del Estado", dijo la empresa en un comunicado, obtenido por AP.


El parque Wichita Greyhound, actualmente cerrado.

En la demanda se nombraba al estado, a la lotería y a la Comisión de Carreras y Juego de Kansas como los demandados, y Boyd solicita una multa de USD 25 millones especificada en el contrato, más los intereses. Se espera que la sentencia del Tribunal Supremo de Kansas determine si las HHR son lo mismo que las tragaperras o si constituyen una forma diferente de juego.

Ruffin Companies, propietaria del Wichita Greyhound Park, cree que la colocación de las HHR no sólo es legal, sino también una oportunidad muy necesaria para reactivar el sitio. En un comunicado, la empresa ha respondido a Boyd y ha criticado duramente su decisión de demandar.

"Estamos decepcionados, pero desgraciadamente no sorprendidos, de que Boyd Gaming, el gestor del casino propiedad del estado y operado por él en el condado de Sumner, haya presentado una demanda contra el estado de Kansas", dice el texto. "Esta acción coincide con un patrón de larga data de amenazas de litigio contra los funcionarios elegidos y los contribuyentes de Kansas".

La empresa argumenta que la legislatura de Kansas es la que tiene el control para definir y regular las apuestas pari-mutuel, y que ha identificado -de forma similar a como lo han hecho otros estados- "las diferencias clave entre las máquinas tragaperras y las máquinas de carreras históricas de caballos", clasificando las HHRM en el estatuto como parimutuel.

"Las apuestas parimutuel han existido en este estado mucho antes de la creación de los casinos de propiedad y gestión estatal", dice además el texto. "El funcionamiento de las apuestas parimutuel por ley no puede suponer en ningún caso una expansión del juego ni un incumplimiento del contrato con un gestor de casinos".

Mientras tanto, el representante estatal John Barker, un republicano de Abilene que ayudó a redactar la versión final de la ley, comentó que esta es una parte separada del proyecto de ley, por lo que dijo que "tal vez las apuestas deportivas podrían seguir adelante". Se trata de una buena noticia para los apostantes deportivos del estado, pero también para los casinos, que han empezado a anunciar sus planes para cuando se abra el mercado.

Penn National Gaming, que opera el Hollywood Casino at Kansas Speedway en Kansas City, dijo que planea lanzar apuestas deportivas móviles y tener una casa de apuestas deportivas en el lugar, idealmente en el primer día en que sea legal hacerlo. Los responsables también dijeron que esperan que Kansas ponga en marcha las apuestas para la temporada de la NFL, que es el principal acontecimiento en EE.UU. para el juego deportivo.

EVENTOS