Edición Latinoamérica
19 de Septiembre de 2021

Por la operación de la plataforma EnjoyWin

Un informe interno complica a la Superintendencia de Casinos ante la Justicia chilena

Un informe interno complica a la Superintendencia de Casinos ante la Justicia chilena
De acuerdo a la querella presentada por Rendón, Vivien Villagrán “en conocimiento de que una empresa del Grupo Enjoy desarrollaba apuestas en línea, estaba en la obligación de efectuar la denuncia penal.
Chile | 03/08/2021

Tras una querella en contra de la Superintendenta de Casinos, Vivien Villagrán, por no haber denunciado que Enjoy desarrollaba apuestas online a través de la plataforma EnjoyWin, un informe interno del área jurídica del propio organismo fiscalizador contradice la versión entregada al fiscal de la causa, Patricio Copper.

E

n el marco de la indagatoria, la titular de la SCJ planteó que el argumento para autorizar el funcionamiento de la plataforma EnjoyWin fue que "no se observan características asociadas a un juego de azar".

Sin embargo, el informe de la división de fiscalización de la entidad –evacuado cuatro días antes de que se autorizara el juego online–, señaló de manera categórica: “Esta División, con los antecedentes vistos, puede concluir que (en Enjoywin) sí tiene un valor el medio de apuesta coins, lo cual se contradice a la declaración que la compra es para un mayor tiempo de juego. Configurándose con esto, apuestas efectivas con un medio valorado".

Mientras la Fiscalía pide un sobreseimiento del caso y la SCJ sostiene que el informe interno era un insumo "preliminar", la parte querellante acusa que no ha habido mayores diligencias ni una investigación independiente. La nueva arista se conoce en momentos en que la Contraloría anunció una auditoría a una ya debilitada Superintendencia de Casinos.

En un momento en que el caso Enjoy sigue salpicando con fuerza al Gobierno y a la autoridad reguladora de casinos, una nueva arista en la serie de investigaciones que se siguen en contra del operador de juegos de azar podría debilitar aún más la posición de la cuestionada Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ).

En marzo pasado, el abogado Luis Mariano Rendón presentó, ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, una querella por omisión de denuncia en contra de la superintendenta de Casinos, Vivien Villagrán, por no haber denunciado ante el Ministerio Público que casinos Enjoy desarrollaba ilegalmente apuestas en línea a través de su plataforma EnjoyWin.

Si bien el argumento esgrimido por la superintendenta, para no denunciar la existencia de la plataforma en línea ante la justicia, fue que no observaron características de “juego de azar” ni “apuestas con dinero real” en la plataforma en línea de Enjoy, un informe del área legal del mismo organismo fiscalizador –al que tuvo acceso El Mostrador– contradice dicha versión, al sostener que sí se advierten “apuestas efectivas con un medio valorado”.

La nueva arista se genera luego que la semana pasada la Contraloría General de la República (CGR) descartara, por una parte, que el Presidente Sebastián Piñera, a través de su fideicomiso ciego, tuviera conflictos de intereses con los casinos Enjoy; y confirmara, por otra, que la actuación de la SCJ no se ajustó a derecho en la resolución que permitió una prórroga de seis meses y la suspensión del cobro de una millonaria boleta de garantía a Casino del Mar. Por lo mismo, el organismo decidió iniciar una auditoría a la Superintendencia de Casinos de Juegos.

Frente a la investigación, la Asociación Chilena de Casinos de Juego (ACCJ) respaldó la decisión del ente contralor y recordó que “durante más de un año, la industria de casinos ha venido señalando que diversas actuaciones del regulador son contrarias a derecho y nos hemos visto obligados a presentar los casos ante los Tribunales de Justicia”.

El 1 de julio de 2020, Enjoy anunció el lanzamiento de la plataforma web denominada EnjoyWin, a la cual “se puede acceder gratuitamente para recrear juegos de casino solo por diversión (for fun), sin que sea posible efectuar y pagar apuestas en línea a través de dinero real”, según declaró la empresa.

En su descripción, agregó también que “la forma de jugar es con una unidad virtual denominada coin y que con el solo hecho de registrarse, la plataforma entrega gratuitamente una determinada cantidad de coins, pudiéndose luego comprar paquetes preestablecidos de estos en un cajero online, operado por la empresa Mercado Pago”.

Al día siguiente, 2 de julio, la Superintendencia de Casinos decidió suspender el funcionamiento de la plataforma para pedir más antecedentes a la operadora y verificar la legalidad de la plataforma web.

Seis días más tarde, el 8 de julio, y luego de recibir los antecedentes por parte de Enjoy, la misma SCJ resolvió que la operadora podía continuar con el funcionamiento de la plataforma, aunque exigió eliminar “la opción de compra de tiempo for fun, excluyéndose, por tanto, la posibilidad de realizar compras de coins con dinero real”.

“El mismo hecho de que la SCJ haya suspendido el funcionamiento de la plataforma de modo preventivo es un antecedente de que existían sospechas y riesgos de que se pudiera estar cometiendo un delito con la operación de la página”, aseguran fuentes cercanas al proceso.

Un grueso informe aprobado por la Cámara de Diputadas y Diputados en marzo de este año, sobre la operadora de casinos, ya había cuestionado a la propia superintendencia por la falta de sanciones adecuadas a la práctica de juego online, a través de EnjoyWin. Esto "tendría que haber dado lugar al inicio de un procedimiento sancionatorio y, si se comprobaba que efectivamente se estuvieron desarrollando juegos de azar online, se debió hacer la denuncia correspondiente al Ministerio Público".

De acuerdo a la querella presentada por Rendón, Vivien Villagrán “en conocimiento de que una empresa del Grupo Enjoy desarrollaba apuestas en línea, estaba en la obligación de efectuar la denuncia penal. Al no hacerlo, incurrió por su parte en el ilícito contemplado en el Artículo 177 del Código Procesal Penal”.

Esto último es la obligación que tienen los funcionarios públicos de denunciar, en un plazo no superior a 24 horas, algún hecho que sea constitutivo de delito.

El 27 de abril pasado, el fiscal de la zona Centro Norte, Patricio Cooper, a cargo de la investigación, ofició a la Superintendencia de Casinos para que explicara el proceder del organismo ante la entrada en operación de esta plataforma de juegos de Enjoy.

En su respuesta al fiscal, la superintendenta explicó que “en el funcionamiento de la plataforma EnjoyWin, no se observan características asociadas a un juego de azar pues en la plataforma no se realizaron apuestas con dinero (real) ni tampoco se entregarían premios canjeables por dinero, sino que los premios solo implicarían conceder mayor tiempo de juego, el cual también se podría extender a través de la compra de los denominados 'Coin' (sistema de puntos de juego utilizables exclusivamente en la plataforma EnjoyWin, con los que los usuarios pueden participar en todos los juegos de la plataforma siguiendo las reglas establecidas en ella) mediante pagos en dinero a través de Mercado Pago”.

En el mismo informe de respuesta al oficio del fiscal, añade que los antecedentes señalan que solo existieron tres transacciones de prueba por un monto de $12.202, por lo que “no hubo explotación comercial de ningún tipo, entre otras razones, debido al actuar oportuno de esta Superintendencia”. Concluye “que no se trataba de ninguna manera de la explotación de juegos de azar online, no correspondiendo formular denuncia penal alguna”.

Sin embargo, un informe interno realizado por la División de Fiscalización de la SCJ, se contradice con la versión entregada por la superintendencia al Ministerio Público y cuestiona la compra de “coins” por parte de los clientes de la plataforma de EnjoyWin.

“Esta División con los antecedentes vistos puede concluir que, sí tiene un valor el medio de apuesta coins, lo cual se contradice a la declaración que la compra es para un mayor tiempo de juego. Configurándose con esto apuestas efectivas con un medio valorado. Para que esta plataforma se permitiera a juicio de esta División la compra debería de ser por tiempo de juego en el servidor no por compra de coins”, concluye el análisis.

Añade que los “coins no son convertibles en dinero, no son canjeables ni retirables de la plataforma, no son intercambiables por bienes o servicios de ningún tipo y no pueden intercambiarse con otros usuarios de la plataforma, sin embargo, a través de las promociones del club de fidelización pueden obtener premios”.

El informe interno fue obtenido por el exsuperintendente de Casinos, Francisco Leiva, luego de un dictamen de la Corte de Apelaciones de Santiago que avaló la entrega de una serie de documentos sobre la apertura de la plataforma por parte del Consejo para la Transparencia y que Enjoy había cuestionado.

Consultada la Superintendencia de Casinos de Juego, el organismo señaló que “la minuta a la que se alude corresponde a un documento de trabajo interno, de carácter preliminar, emitido en las primeras horas tras tomarse conocimiento de la existencia de la plataforma Enjoywin".

Según la SCJ, ese mismo día "se solicitó a Enjoy S.A. antecedentes detallados, instruyendo además la suspensión inmediata la operación de la plataforma, y solo una vez analizada toda la información requerida se emitió una resolución determinando que la plataforma Enjoywin no contravenía la reglamentación vigente. Esto ocurrió 4 días después de la mencionada minuta".

Con todo, a principios de junio pasado, el fiscal Cooper decidió solicitar el sobreseimiento definitivo del caso tras una rápida investigación de 70 días y en la cual se llevó a cabo solo una diligencia.

A raíz de esto, el 12 de junio, el querellante Luis Mariano Rendón pidió al tribunal que se discuta la reapertura del caso, para que se hagan las diligencias solicitadas a la Fiscalía: que la superintendenta entregara su declaración en la causa y dar curso a una orden de investigar a la PDI.

“La investigación de Fiscalía se limitó a pedir informe a la institución dirigida por la querellada, la Superintendencia de Casinos, y con la versión de los hechos consignada en dicho informe y la apreciación que allí también se hace del derecho aplicable, decidió sobreseer. Es decir, no ha existido ninguna investigación independiente de los hechos”, alegó Rendón en su solicitud de reapertura del caso. La audiencia en que se discutirá el sobreseimiento quedó fijada para el 6 de agosto.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.