Tras el anuncio del gobernador Steve Sisolak

Las Vegas comenzó su plan de reapertura gradual de locales comerciales y casinos

“Un componente crítico de un plan de reapertura exitoso es que continuemos siguiendo las medidas de mitigación que han demostrado que funcionan mientras se aflojan gradualmente las restricciones”, dijo el Gobernador de Nevada.
16-02-2021
Estados Unidos
Tiempo de lectura 2:46 min
El pasado jueves, el gobernador Sisolak decretó un nuevo plan de reapertura ante la pandemia, que cuenta con tres etapas, la primera comenzó ayer lunes 15 de febrero y permitirá a los casinos operar al 35%, la segunda se abrirá el 15 de marzo con un 50% de capacidad, y la tercera finalizaría con las medidas de reapertura anunciadas para el 1 de mayo.

El anuncio se produce después de meses de cierres de empresas por parte del Gobierno de estado de Nevada, junto a restricciones a las reuniones, mecanismos diseñados para evitar la propagación de la COVID-19. Los funcionarios de salud dijeron que esas medidas han tenido éxito, y con las vacunas administradas lentamente, Sisolak considera que es hora de reducir las restricciones.

“Como todos saben, Nevada recibe cada semana una cantidad limitada de dosis de la vacuna COVID-19, lo cual es un desafío para todos, pero cada dosis, cada dosis única, es un pequeño paso adelante”, dijo Sisolak.

El presidente Joe Biden anunció la compra de suficientes vacunas para fines del verano para todos los ciudadanos estadounidenses. El New York Times también informó que la Administración de Alimentos y Medicamentos permitirá a Moderna poner hasta un 40% más de vacunas en cada vial, para reforzar la entrega de dosis adicionales. El nuevo plan de reapertura por etapas de Nevada comenzó ya a eliminar las restricciones desde el 15 de febrero.

Primera parte: 15 de febrero

Los límites de capacidad de los casinos aumentarán del 25% al 35%. Además, los restaurantes, bares y otros locales podrán aumentar su capacidad durante esta primera fase, aunque no se incluyen clubes nocturnos y discotecas. Se permitirá además un máximo de seis personas por mesa, y ya no habrá capacidad reducida para las áreas de asientos al aire libre.

Los salones de belleza, masajes, spas y peluquerías también podrán aumentar su capacidad al 35%, pero deberán operar dentro de las reglas para la mitigación de COVID-19 que hayan sido establecidas por las juntas de licencias por las que se rigen.

Segunda parte: 15 de marzo

La segunda fase del nuevo plan comenzará casi exactamente un año después de que el gobernador ordenó por primera vez el cierre de todos los locales no esenciales en Nevada. A partir del 15 de marzo, las salas de juego podrán operar al 50% de su capacidad. Los límites de reunión pública se incrementarán a 250 personas, o 50% de la capacidad del código de incendios, si es menos. Estos representan los límites que estaban vigentes antes de la última “pausa” en la reapertura en el otoño de 2020. Lugares como museos, bibliotecas y galerías de arte permanecerán limitados al 50% de su capacidad, al igual que los centros recreativos, los centros comunitarios y los centros comerciales.

Tercera parte: 1 de mayo

Es en este punto de la reapertura que Sisolak espera que el estado haya trabajado con las jurisdicciones locales en planes para entregar bajo su control, las reglas comerciales y los planes de mitigación de la COVID-19. Para que esto suceda, dijo Sisolak, el estado deberá ver disminuciones continuas en las tendencias de COVID-19 y niveles de prueba adecuados y capacidades hospitalarias. Además, algunas reglas estatales permanecerán vigentes para incluir el mandato de la máscara.

“Un componente crítico de un plan de reapertura exitoso es que continuemos siguiendo las medidas de mitigación que han demostrado que funcionan mientras se aflojan gradualmente las restricciones”, dijo. “También sé que después de superar las muy difíciles marejadas invernales y la pausa, los nevadenses quieren y merecen predictibilidad sobre cómo será nuestro camino a seguir”.

Las jurisdicciones en todo el estado tendrán aproximadamente dos meses y medio para elaborar sus propios planes para garantizar que la previsibilidad continúe después de que se les entregue el control de las regulaciones comerciales de COVID-19.

“Ahora quiero hablar directamente con los líderes locales”, dijo Sisolak. “Sé que sus comunidades confían en ustedes. Ellos confían más en ustedes y sé que ustedes también lo saben. Es por eso que les pido que hablen directamente con sus vecinos sobre la importancia de hacer las cosas bien los próximos 75 días, para que puedan volver a administrarse a nivel local de la manera que crean que funciona mejor para su comunidad”.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS