Edición Latinoamérica
10 de Mayo de 2021

Casi el 80% aceptó las condiciones de la empresa

Una amplia mayoría de bonistas de Codere acepta el acuerdo de refinanciación de deuda

Una amplia mayoría de bonistas de Codere acepta el acuerdo de refinanciación de deuda
Cuando Codere anunció esta propuesta de refinanciación la semana pasada, el porcentaje de bonistas con los que había suscrito este acuerdo se limitaba al 57,5%.
España | 22/07/2020

En base a lo señalado por Europa Press, el 78,3% de los bonistas de Codere se adhirió al acuerdo que incluye la emisión de una nueva financiación por 250 millones de euros, así como la prórroga de los actuales vencimientos de su deuda. La operación busca ofrecer suficiente liquidez a la compañía para continuar con sus operaciones.

Codere informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que actualmente el 78,9% de los titulares de los bonos de 500 millones de euros y el 73% de los de 300 millones se han adherido al acuerdo, lo que supone el 78,3% de los bonistas existentes.

Cuando Codere anunció esta propuesta de refinanciación la semana pasada, el porcentaje de bonistas con los que había suscrito este acuerdo se limitaba al 57,5%. Los titulares de bonos existentes que se hayan adherido al acuerdo antes de las 16:00 horas de Londres del 27 de julio tendrán derecho a percibir una comisión de aceptación equivalente al 0,5% del importe de principal de su bono.

La compañía ejecutará la propuesta de refinanciación en dos tramos, uno inicial por valor de 85 millones de euros, destinado a dotar de liquidez a la compañía hasta el cierre de la misma, y otro adicional por importe de 165 millones de euros que será ofrecido a los bonistas para su suscripción.

Asimismo, prorrogará dos años el vencimiento de los bonos existentes, hasta el 1 de noviembre de 2023, e incrementará su tipo de interés con arreglo a una parte obligatoria con pago en efectivo al 4,5% y, a elección del emisor, una parte complementaria con pago en efectivo o en especie. A raíz de estas operaciones, la agencia de calificación crediticia Moody's ha asignado a su nueva emisión un rating 'B3', al tiempo que ha mantenido la nota de la empresa en 'Caa3'. De su lado, S&P ha rebajado el rating de sus bonos ya emitidos hasta 'CC', desde 'CCC-', con perspectiva 'negativa'.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.