Juan Villar Urquiza, presidente de la Comisión de Carreras del Jockey Club

"No vamos a cerrar el hipódromo de San Isidro: vamos a seguir organizando carreras"

Villar Urquiza informó que la próxima semana se reunirán con un grupo de diputados oficialistas. Además, el presidente de la entidad, Miguel Crotto, solicitó una reunión con la gobernadora, aunque aún no tuvo respuesta.
18-05-2018
Tiempo de lectura 3:47 min
"En la lucha que quiere dar contra el juego, me parece que con los hipódromos se equivocó de enemigo", así se refirió el directivo del Jockey Club, entidad propietaria del Hipódromo de San Isidro, a la política que está implementando la gobernadora María Eugenia Vidal. Más allá de los contratiempos, desmintió los rumores de cierre.

“La provincia tiene muchas prioridades a atender antes que subsidiar a la hípica”, aseguró la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, cuando en febrero anunció que reduciría al mínimo estipulado por la Ley 13.253, un 9%, la parte del Fondo Provincial del Juego (Foprojue) que se destina mensualmente a subvencionar a “la actividad hípica y afines”.

En el marco de ese mismo anuncio, había anticipado que su intención era llevar el subsidio a cero para lo cual se proponía presentar un proyecto para establecer una nueva ley de turf en territorio bonaerense, anuncio que se concretó en abril.

Yogonet entrevistó a Juan Villar Urquiza, presidente de la Comisión de Carreras del Jockey Club, quien compartió con nosotros algunas cifras que grafican la actualidad del sector: “En el ‘94, se jugaban USD 200 millones anuales. Actualmente, se juegan entre USD 60 y 70 millones. Los apostadores eligen juegos de azar con otro tipo de resolución y esto genera una pérdida muy grande de ingresos”.

En esta caída se fundamenta la Ley 13.253, promulgada en 2004, que estable que entre un 9 y un 15% del porcentaje previsto del Fondo Provincial del Juego (Foprojue) se destine mensualmente para subvencionar "la actividad hípica y afines". La idea era proteger a la hípica como generadora de mano de obra y compensar a los hipódromos bonaerenses ante la imposibilidad de incorporar máquinas tragamonedas a su oferta de juego.

Según Villar Urquiza, el primer golpe fue la reducción del subsidio al mínimo establecido por la ley, que se tradujo en un 30% menos de ingresos. Luego se sumaron otras complicaciones: la provincia se atrasó con el pago del fondo (adeudaba enero, febrero y marzo, debido a un problema administrativo) y un brote de influenza equina.

“Con algunos errores de interpretación, la gobernadora aseguró que el subsidio iba al juego. El subsidio no va al juego ni a los hipódromos. El sistema de distribución es eficiente. Si bien cobra el propietario, un 30% se distribuye entre los peones, jockeys y cuidadores. Todo se aplica directamente a la actividad. En la lucha que quiere dar contra el juego, me parece que con los hipódromos se equivocó de enemigo. Paga porque se suele identificar al hipódromo como un mal para la familia. Pero eso quedó en la historia. El subsidio, que representa una porción muy chica del presupuesto de la provincia, tiene un efecto multiplicador muy grande en nuestra actividad económica. No sólo generamos múltiples fuentes de empleo sino que también pagamos Ganancias, impuestos municipales y provinciales. Es decir, no se van a ahorrar 1.000 millones de pesos. La cuenta es menor”, sostuvo.

Aunque admitió que la quita del subsidio complicará aún más las finanzas del Hipódromo de La Plata, sostuvo que los principales perjudicados serán los hipódromos de Azul y San Isidro “porque son entidades privadas que se administran con fondos propios”, e indicó que el cierre del Hipódromo de Tandil está directamente vinculado a los meses durante los cuales no recibió el subsidio.

LA PELEA EN EL CONGRESO

El próximo paso es lograr introducir cambios en el proyecto de ley que el Ejecutivo ingresó al Senado. El Jockey Club elaboró un anteproyecto de ley al igual que criadores y propietarios: “Ambos eran similares, aunque hubo pequeñas diferencias: nosotros interpretamos que la recaudación de juego debía tener alguna forma de recargo y ellos que no. Sin embargo, Lotería de la Provincia elaboró su propio proyecto que tomó muy poco de las dos propuestas. Consideramos que contiene algunos errores muy grandes. Por ejemplo, eliminan todo el recargo en la captación de juego. Si bien esto es bueno como objetivo final, en el corto plazo no lo podemos afrontar y haría que para nosotros no sea conveniente que las agencias de lotería capten juego hípico. Este es un punto muy importante que estamos tratando que modifiquen. Además, queremos que quede un 5% del fondo para los premios”.

El presidente de la Comisión de Carreras del Jockey Club informó a Yogonet que la próxima semana se reunirán con un grupo de diputados oficialistas con el objetivo concretar estas modificaciones. Además, el presidente de la entidad, Miguel Crotto, solicitó una reunión con la gobernadora, aunque aún no tuvo respuesta.

"Queremos proveer la mayor cantidad de información para que no cometan algún error que paguemos en el tiempo. Las consecuencias no se van a ver de un día para el otro sino dentro de cuatro o cinco años. No vamos a cerrar el hipódromo: vamos a seguir organizando carreras. Pero hay que ver en qué circunstancias y cómo queda la actividad. Si sale la ley como está, va a ser muy complicado. Pero tenemos esperanzas de mejorar el proyecto. La intención inicial de Lotería no es mala. Si sólo tocaban el fondo, la situación era otra. Pero quieren ir por todo, el fondo y la captación de apuestas, y eso hace que el panorama sea más complicado", expresó Villar Urquiza y reafirmó que la intención es "seguir luchando".

Exclusivo Yogonet.com
Diana Rojas
por Diana Rojas
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS