Titulares y criadores habían propuesto postergar dos años la reducción

Argentina: Gremios del turf rechazan el proyecto de los propietarios para reducir el subsidio

"El anteproyecto de una nueva ley del turf no representa a toda la actividad, ya que es improvisado, incongruente, y busca mantener el beneficio de algunos", declaró APHARA, dirigida por Diego Quiroga (foto).
06-04-2018
Tiempo de lectura 1:55 min
Los titulares de haras hicieron circular un anteproyecto en el que aceptan la modificación de la ley vigente, y se implemente una reducción gradual del aporte estatal a la actividad. Sindicatos y gremios de los trabajadores advierten que no es representativo y que sólo dilataría el derrumbe del sector. Habrá una reunión para debatir posturas.

La diferencia se cristaliza entre los propietarios y criadores de caballos pura sangre y los gremios que representan a los trabajadores de la rama. Como informó Yogonet, productores y entidades de la industria acordaron un anteproyecto que avalaría la intención oficialista de reducir el subsidio estatal, aunque con una postergación de dos años.

“Los gremios tenemos otra visión, que es defender la ley del turf, la 13.253, porque creemos que está muy bien hecha hasta que no aparezca algo superador”, explicó Omar Alegre, secretario general del Sindicato del Personal Mensual del Hipódromo de La Plata, al medio local Infocielo.

Esa ley sancionada en 2004 establece que el Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires asigna desde un mínimo de 9% hasta un máximo de 15% del Fondo Provincial del Juego (FOPROJUE) para mantener la hípica y sus actividades afines. Ese fondo se conforma con una parte de las ganancias que dejan las tragamonedas. 

Tras un encuentro llevado a cabo el 26 de marzo en San Antonio de Areco, la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera, el Círculo de Propietarios, la Asociación de Criadores y Cooperativa de Criadores, y el Jockey Club decidieron solicitar a la gobernadora María Eugenia Vidal que el fondo se mantenga inalterado durante dos años y luego se reduzca hasta el 5% en otros dos años.

Para Alegre, eso sólo implica la dilatación de la crisis: “Firmamos la muerte a cuatro años y estamos en la misma”, aseguró. Este año, Vidal ya redujo en un 25% el subsidio, al mantener el importe del año pasado, lo que significó un recorte de 300 millones de pesos. Esa decisión, sumada a atrasos en los pagos, derivó en suspensión de actividades y cambios de administradores en los hipódromos de Azul y Tandil.

Por su parte, la Asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina (APHARA), que conduce Diego Quiroga, advirtió en un comunicado que “el anteproyecto de una nueva ley del turf no representa a toda la actividad”, ya que es “improvisado, incongruente, y busca mantener el beneficio de algunos”. Por eso, APHARA se declara en “estado de alerta y movilización”.

En las próximas horas habrá una reunión de todos los actores en la sede porteña de APAHARA, donde se debatirán todas las posturas. Para la entidad, es un peligro que se busque igualar además a las agencias hípicas con casinos, bingos y agencias de quiniela, ya que habría una desventaja en el atractivo para los apostadores. Empleados por reunión, cuidadores, peones y vareadores completan el eslabón más débil.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS