España

El Casino Teatro Balear exige revisar la negativa del Ayuntamiento de Palma de Mallorca

El promotor del Casino Teatro Balear remitió un escrito a Urbanismo basándose en información revelada por un medio local que señalaba las contradicciones entre los informes rubricados por dos técnicos municipales.
29-02-2016
Tiempo de lectura 3:17 min
El promotor del Casino Teatro Balear remitió un escrito a Urbanismo basándose en información revelada por un medio local que señalaba las contradicciones entre los informes rubricados por dos técnicos municipales.

Tras lo publicado por El Mundo / El Día de Baleares sobre la peculiar forma de proceder de dos técnicos de la Concejalía de Urbanismo, Gran Casino Teatro Balear ha solicitado a este departamento del Ayuntamiento de Palma de Mallorca (Cort), que lidera el teniente de alcalde nacionalista, Antoni Noguera, la reapertura del caso.

Así consta en un escrito remitido al Ayuntamiento de Palma el 19 de febrero, en el que se insta al Cort a "iniciar la revisión de oficio de los acuerdos y resoluciones adoptados por los órganos de la Gerencia de Urbanismo sobre los procedimientos que tengan como destinatarios a este promotor en los que hubieran intervenido dichas empleadas de la Gerencia que, en realidad, son todos los que afectan a la solicitud del permiso de instalación del casino".

Y es que para el Gran Casino Teatro Balear las dos técnicas "están contaminadas dada su manifiesta enemistad y al haber sido su conducta susceptible de reproche penal". Los hechos que dan lugar a esta reclamación del promotor del frustrado casino, que tras obtener licencia del Govern le fue denegada en su ubicación elegida por Cort, se remontan a lo publicado por este diario el pasado 9 de febrero, y en concreto, a las contradicciones manifiestas sobre la forma de proceder de ambas técnicas en relación al expediente sobre la instalación del frustrado casino.

En dicha información se recogen dos documentos fechados el 24 de abril de 2014 y el 16 de enero de 2015 firmados ambos por las mismas personas, una arquitecta técnica y una celadora de la Gerencia, "absolutamente contradictorios entre si", como se recoge en la reclamación del promotor.

Mientras en el primero de ellos las funcionarias afirman que en su visita de inspección efectuada el 24 de abril de 2014 "no se estaban realizando obras", en el documento de enero de 2015 afirman que esa visita de inspección efectuada el citado 24 de abril de 2014 (el mismo día) "no se pudo realizar ya que después de tocar a la puerta principal y al timbre ninguno se pudo personar a abrir".

Para el Gran Casino Teatro Balear "es evidente que el segundo informe no solo contradice el anterior sino que ha sido expresamente redactado con la finalidad de justificar el expediente de infracción y restauración del orden urbanístico que ha dado lugar a la resolución de ese Consejo de Gerencia de Urbanismo de 17 de noviembre de 2015 actualmente impugnado".

Por tanto, y "sin perjuicio de la responsabilidad personal (y más exactamente penal) en que hubieran podido incurrir las funcionarias señaladas, y que desde este momento se anuncia serán exigidas inmediatamente, solicitamos que se suspenda y paralice no solo este procedimiento sino también todos aquellos en los que ha intervenido este personal", apunta el escrito.

En concreto, el promotor se refiere al decreto del presidente del Consejo de Gerencia de Urbanismo del 22 de enero de 2015 por el que se deniega la emisión del certificado de silencio positivo y las actuaciones materiales producidas el día 28 de enero de 2015 “cuando sin que mediase previa notificación de acta de citación para la ejecución forzosa del decreto de suspensión de obras a mi representado se personaron en el local ubicado en la plaza Comtat de Roselló 4B diversos funcionarios municipales acompañados por 3 efectivos de la Policía Local pretendiendo entrar en el local y proceder a su precinto”.

A la vez, y según del demandante, "también resulta afectado el procedimiento inicial de denegación del permiso y del certificado de silencio positivo que es el origen de todo este embrollo jurídico". Y es que, según consta el documento que obra ya en poder de Urbanismo, "en todos ellos han participado muy activamente las indicadas funcionarias a pesar de haber sido en su día recusadas" por el promotor.

En concreto se apunta a que el día 3 de marzo de 2015 se instó al entonces alcalde y hoy diputado, Mateo Isern, a que incoara el incidente de recusación "sin que hasta la fecha se haya tan siquiera iniciado". No fue la única vez y en ambos casos el resultado fue el mismo: "El más sepulcral de los silencios".

Para el Gran Casino Teatro Balear lo sucedido y "la evidente contradicción entre los documentos señalados" podría perfectamente incurrir en el "tipo penal de falsedad de documento público lo que hace procedente que se suspendan todos los procedimientos donde hubieran intervenido estas celadoras recusadas".

Es por todo ello que se insta a la Concejalía de Urbanismo a que "se inicie de oficio el procedimiento de revisión de los actos y resoluciones que hubieran sido dictadas con intervención de las referidas funcionarias". Más allá de que Cort actúe o no, todo el procedimiento en cuestión está en manos de los tribunales.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS