Edición Latinoamérica
24 de Julio de 2019

En el proceso en su contra porque habría recibido dinero de operaciones de casinos y casas de juego

Panamá: Pérez Balladares rechazó cargos de lavado de dinero

(Panamá).- Tras someterse a las preguntas del fiscal anticrimen José Ayu Prado, el ex presidente Ernesto Pérez Balladares se mostró optimista con el fin del proceso en su contra por supuesto blanqueo de capitales por corrupción, por haber recibido, según la fiscalía, dinero de operaciones de casinos y casas de juego, vinculadas a allegados y familiares.

"

No le debo nada a nadie. No he cometido ningún delito de blanqueo de capitales", precisó el ex mandatario, quien aseguró haber entregado pruebas y documentos que lo desvinculan de la acusación del fiscal.

Los abogados de Pérez Balladares han insistido que su cliente, un abierto adversario del presidente Ricardo Martinelli, es víctima de "persecución política, terrorismo judicial y doble juzgamiento".

El fiscal Prado basa una acusación y los cargos sobre Pérez Balladares en una investigación de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) y en publicaciones del diario La Prensa, un crítico del ex mandatario.

Al ingresar a la fiscalía, la mañana del martes, custodiado por agentes policiales, que lo acompañaron a la fiscalía, en edificio AVESA, Pérez Balladares dijo: "estoy seguro que una vez cumplamos con las diligencias, tanto el Ministerio Público, como el pueblo panameño, se darán cuenta que nunca he cometido ninguna ilegalidad, ni mucho menos ningún delito de blanqueo de capitales".

"He entregado una gran cantidad de documentos y no tengo la menor duda que en función de la nueva información que se tiene a partir de hoy se hará el juicio necesario con equidad y justicia", aseguró al terminar la diligencia.

Pérez Balladares enfrenta, en una demanda por calumnia interpuesta por el excontralor Alvin Weeden, un llamamiento a juicio para el próximo mes.

Lucky Games es la empresa que habría enviado cheques a la sociedad Shelf Holdings, propiedad de Pérez Balladares, según la fiscalía. Esta firma era accionista del grupo español Cirsa, dueño de las principales casas de juego y casinos de Panamá.

El grupo panameño vendió sus acciones a CIRSA por 14 millones de balboas (U$S 13.736.300), por presión de la estatal Junta de Control de Juegos.

Pérez Balladares  fue presidente de Panamá entre 1994 y 1999, período en que fueron privatizados los servicios públicos de electricidad y telefonía, un ferrocarril, los puertos y los casinos.

El ex presidente panameño aseguró que entregó valiosa información al fiscal Prado, "lo que me lleva a la conclusión de que el Ministerio Público no estaba bien informado".

Aunque el segundo tribunal superior de justicia le fijo a Pérez Balladares una fianza por cinco millones de balboas (U$S 4.905.810), este y su defensa la consideraron exagerada y onerosa, por lo que sigue bajo arresto domiciliario desde hace dos meses y una semana.

El juez noveno del circuito penal de Panamá, Diego Fernández, rechazó unos 18 incidentes de controversia, prescripción penal, recusación contra el fiscal Prado y recursos presentados por la defensa de Pérez Balladares.

Sin embargo, el juez Fernández, dejó sin efecto la diligencias sumariales del pasado 23 de noviembre y 15 de diciembre, autorizadas por el fiscal Prado y ordenó recibir declaraciones juradas a tres testigos de la defensa, Emma Reyes, Mario de Diego y Jorge Vernaza.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook