Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

Declaraciones del presidente de la entidad, Juan Pablo Durán

El Salvador: “La Lotería Nacional de Beneficencia demanda urgentes cambios”

(El Salvador).- El presidente de la Lotería Nacional de Beneficencia, Juan Pablo Durán, habló sobre nuevos cambios que está implementando en la institución, con los cuáles busca mejorar la generación de utilidades.

S

e están mencionando cambios en la Lotería Nacional de Beneficencia ¿Qué tipo de cambios?
Hemos encontrado una institución que demanda cambios urgentemente, unos que tienen que ver de forma interna con su proceso de comercialización de productos de lotería, mayor creatividad, mejores canales de distribución y más agresividad. Administrar la lotería como una empresa privada es fundamental para generarle mayores utilidades. Eso pasa por una transformación de la gerencia comercial y pasa por una reforma a la ley actual, que nos permita facilitar la distribución de nuestros productos.

¿Cómo se lograría eso?
Bueno, llevarlo a otros canales de distribución, establecer más puntos fijos donde la gente pueda ir a comprar. Necesitamos asegurarnos de que se van a incorporar nuevos vendedores para ir renovando nuestra fuerza de venta, para ir llegando a otros mercados donde no se ha llegado. Pero también hay que mejorar la imagen a la institución.

¿Está deteriorada la imagen?
Está deteriorada por dos razones: primero porque estaba como nebulosa o a oscuras, es decir que la gente sabe poco de la lotería; entonces, eso le genera dudas entre comprar o no comprar, y con esto no quiero decir que no sea transparente, el problema es que la población no lo sabe. Y, además, la transparencia. Por eso es que estamos tomando seis medidas de transparencia que van a ser contundentes. Por un lado, nos van a ayudar a mejorar la imagen y, por otro lado, nos van a ayudar a elevar la ventas.

¿Y cuáles son esas medidas?
La primera de ellas es adherirnos a Transparencia Internacional. Queremos ser fiscalizados no sólo en nuestros sorteos sino que en nuestra administración de manera general. Dos: estamos firmando un convenio de cooperación con la Defensoría del Consumidor (DC), con el propósito de que nos envíen un delegado a cada sorteo, que tenga plenas facultades de fiscalizar, observar o cuestionar todo nuestro proceso; es más, no sólo se van a limitar al sorteo sino a toda la información que nosotros le damos a los consumidores para que puedan comprar nuestros productos.

¿Se mencionan también los sorteos en lugares públicos, cómo va ese proyecto?
Estamos haciendo uno de cada cuatro sorteos en las plazas públicas, con el objetivo de que la gente, al igual que antes, puedan llegar para ver cómo se hacen los sorteos y cómo se generan los ganadores. Toda persona que tiene la oportunidad de ver uno de nuestros sorteos queda convencido que no hay forma humana de manipularlo, eso le da garantía al comprador. En cuarto lugar, nuestros sorteos van a estar en línea a partir de un mes en nuestro sitio Web. La gente que tenga Internet podrá estar escuchando el sorteo y viendo en el momento exacto en que se están llevando a cabo nuestros sorteos. También vamos a impulsar un programa de visitas de invitados especiales, periodistas, empresarios, diplomáticos, gente del quehacer nacional, para que vengan y sean invitados especiales en nuestros sorteos y tengan una mejor opinión de como trabajamos. La sexta medida tiene que ver con la transparencia y tiene que ver con extraer un grupo nutrido de premios (300), que están como escondidos en la estructura actual de premios.

¿Escondidos?
Estos premios suman alrededor de 30 mil dólares por sorteo, sólo eso en un año es una gran cantidad de dinero.

¿Y esos premios a qué corresponden?
Estos son unos 300 premios pequeños, de 100 ó 150 dólares. Vamos a sacarlos de ahí donde están escondidos.

¿Y porqué estaban escondidos?
Yo no tengo una claridad porqué. Suena sospechoso el porqué los habían dejando ahí. Pero lo que está claro es que eso se presta a que el vendedor si no es honesto no le dice a la persona que se sacó ese premio, porque ni va en el listado ni es terminación. Son premios diseñados de una manera rara. Hoy lo que queremos es crear 75 nuevos premios con esa plata, de 300 y 500 dólares, que sean algo llamativos.

¿A partir de cuándo se inicia con estos premios?
Lamentablemente vamos a esperar a marzo del otro año, porque ya tenemos el material impreso de acá a febrero del otro año, y eso nos impide poder hacer los cambios. La gente a partir de marzo de 2010 va a poder tener más oportunidades de ganar, porque van a ser 75 nuevos premios que van a ser de gran utilidad, porque si no le pegan al gordo, 500 dólares ya le sirven.

¿En qué invierte la Lotería los fondos que obtiene de estos sorteos?
Hay uno que se hace de forma directa a fin de año. Las utilidades las transferimos por disposición de ley al Ministerio de Hacienda. Nuestra ley dice que ese dinero debe ser utilizado en salud pública, lo que pasa es que se va al fondo general y ahí nadie sabe para dónde se va ese dinero. Pero también hacemos beneficencia directa: hay cuarenta hogares de niños y ancianos que les damos una dotación de productos de primera necesidad y se lo damos mensualmente. Habíamos suspendido ese programa porque había varios errores y despilfarro de dinero en esas entregas. Hoy afinando el programa le vamos a llamar “Beneficencia en Acción”. Lo retomamos a partir del 1º de octubre y les decimos a nuestros queridos administradores de los hogares de niños y ancianos, que hoy en octubre regresa la lotería a darles el apoyo, ya de una manera más sustancial.

¿Cree que la crisis económica va a disminuir la cantidad de fondos que han venido entregando las otras administraciones?
He encontrado una Lotería con pérdidas de operación al 30 de junio por 115 mil dólares; sin embargo, en nuestro oportunidad y nuestro desafío es cambiar eso. Para cambiarlo estamos haciendo todo lo que estamos haciendo: una nueva ley, mayor transparencia, más agresividad en las ventas y mejores canales de distribución. Estas son nuestras apuestas para lograr revertir la tendencia de caída que hemos tenido y al contrario, aprovechar la crisis para que la gente compre más lotería como una oportunidad de salir de la crisis.

¿Cuánto es lo que han entregado antes?
Ha variado, entre 5, 4, 3, 2 millones de dólares, el último año sólo entregaron un millón, y este año, que parecía muy dramático al 30 de junio, pero ya estamos revirtiendo esa tendencia.

¿A usted la corresponden solamente seis meses de este año, cuánto espera entregar de fondos?
Yo espero al final de año no tener pérdidas de operación, como estaba previsto que iba a haber, y poder entregar alguna utilidad que podría andar por el medio millón de dólares.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook