Edición Latinoamérica
28 de Noviembre de 2020

Buscan atraer público a las salas

Los casinos chilenos activan un plan para enfrentar la caída en la demanda

(Chile).- La pronosticada restricción en el consumo podría afectar también a la industria de los juegos de azar, por lo que los operadores de casinos activan distintos planes para atraer público a sus salas.

"

Quizás sea clave enfrentar la crisis con imaginación, ampliando la oferta de servicios más allá del juego, para que nuestros clientes sientan que tienen un espacio en nuestro casino", comentó Gabriel Benvenuto, director general de juegos del casino de Los Ángeles. Un hotel, un centro de convenciones y un spa están entre las inversiones de este casino.

Monticello tiene un concepto de entretención integral -juegos para niños, restaurantes y bowling, entre otros- para toda la familia. Sumó un sistema inteligente de tarjetas: los socios, a medida que gastan, reciben beneficios, dice George Garcelón, gerente general de Monticello. "En este momento se apuesta a los valores, a que sean vistos como una ganga", dice.

La experiencia en la industria resulta clave para Enjoy. Pier Paolo Zaccarelli, gerente de negocios de esta empresa, explica que la compañía sigue dos caminos. "Nos estamos concentrando en hacer que nuestro modelo, que nuestra gestión sea más productiva y eficiente. Y estamos expandiendo nuestra oferta de entretención para que los clientes dispongan de mayores y más atractivas alternativas para disfrutar la vida", dice.

Para los casinos no hay garantías mínimas de ingresos, que se aplican cuando la demanda es menor a la esperada al licitar el proyecto, como ocurre con concesiones. Un caso emblemático fue el de la concesionaria del aeropuerto de Santiago, SCL, que luego de los atentados en Estados Unidos, tuvo bruscas caídas en sus operaciones. Luego de negociar, el concesionario pactó un seguro de tráfico con el Estado.

Francisco Javier Leiva, superintendente de Casinos de Juego, explica que esta industria es distinta a la de concesiones, porque no brinda un servicio público. Agrega que "a diferencia de las siete concesiones municipales (...), por primera vez los nuevos inversionistas son regulados y fiscalizados por una superintendencia, pero también son 100% dueños de sus casinos de juego, de las propiedades en las que los instalan, y de los 16 hoteles, centros de convenciones y otras obras elegidas por ellos según sus criterios de rentabilidad", aclara.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook