Edición Latinoamérica
21 de Octubre de 2020

Integraría una mafia de apuestas ilegales

Brasil: la Fiscalía pide mayores investigaciones del hermano de Lula

(Brasil).- La Fiscalía de Brasil denunció formalmente a 39 personas acusadas de integrar una mafia de apuestas ilegales y pidió a la Policía Federal emprender nuevas investigaciones contra un hermano del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, uno de los sospechosos iniciales en el caso.

L

a Fiscalía también pidió la detención de un compadre del presidente Lula dentro del grupo de indiciados por “crímenes de contrabando, agavillamiento y corrupción activa”.

Genival Inácio da Silva, “Vavá”, el hermano mayor de Lula, era investigado por el Ministerio Público como parte de los procesos derivados de la llamada operación Jaque Mate de la Policía Federal.

A comienzos de junio, la policía desmanteló una supuesta red criminal en varios estados del país con ramificaciones en negocios ilegales y con cabildeo en el mundo político.

Sobre el hermano de Lula, inicialmente señalado en el mismo caso como sospechoso de “trafico de influencias y explotación de prestigio”, el Ministerio Público Federal (Fiscalía) dijo en un comunicado oficial que “no hay elementos que indiquen su participación en ninguna de las bandas denunciadas”.

Pero la Fiscalía, que lleva a cabo el proceso desde el estado de Mato Grosso (oeste), donde operaba una de las bandas, no deja al hermano del presidente libre de toda sospecha.

“Considerando que la eventual práctica de alguna conducta criminal puede haber ocurrido en el estado de San Pablo, el Ministerio Público Federal requirió el retorno de los autos al departamento de Policía Federal para la realización de mayores investigaciones con relación a la citada persona”, agrega el texto.

El caso es remitido a la sección judicial de San Benardo do Campo, estado de San Pablo, lugar de residencia de Genival Inácio da Silva.

En medio de la operación Jaque Mate, desplegada a comienzos de junio, la Policía Federal arrestó a 58 sospechosos y llegó a pedir la detención preventiva del hermano del presidente, pero una corte de justicia impidió la ejecución de la orden.

Lula, bajo intensa presión de la prensa y de partidos opositores, declaró públicamente que consideraba a su hermano más bien un ingenuo y no un traficante de influencias y dijo que se trataba de un “alevín” y no de ningún pez gordo.

Según declaró el Ministerio Público, “tampoco hay informaciones suficientes en los autos sobre quiénes serían los supuestos beneficiarios del ’lobby’ (cabildeo) que habría sido hecho por Genival Inácio da Silva”.

“Ni fueron esclarecidas las circunstancias y los hechos concretos a los que se referían los diálogos investigados”, agrega el texto.

La prensa brasileña divulgó conversaciones telefónicas grabadas por la Policía Federal en las que el hermano de Lula aparecía hablando con supuestos sospechosos de formar parte de la red criminal.

Entre los denunciados por la Fiscalía está Dario Morelli Filho, un compadre del presidente Lula da Silva.

Como supuesto líder de la mafia de máquinas tragamonedas aparece Nilton Cezar Servo, acusado de los mismos delitos de contrabando, asociación para delinquir y falsificación de identidad.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook