Edición Latinoamérica
21 de Octubre de 2020

Fue la decisión del Supremo Tribunal Federal

Los bingos brasileños no pueden ser legislados por los Estados

(Brasil).- Una decisión del Superior Tribunal Federal (STF), a comienzos de la semana pasada, desautoriza a los Estados a legislar sobre los bingos. En la práctica, Estados como el de Santa Catarina, Piauí y Mato Grosso do Sul dejan de controlar las salas de juego y sólo podrán funcionar por medio de permisos judiciales, como ocurre en San Pablo, o enfrentar la ilegalidad. La decisión del STF no es definitiva.

P

ara el ministro Sepúlveda Pertence, si no hay una ley federal que lo autorice, los bingos no pueden funcionar. La acción directa de inconstitucionalidad impuesta contra la ley que autoriza el funcionamiento de los bingos alegó ofensa al artículo 22, incisos I y XX de la Constitución. Por la regla, “compete privativamente a la Unión legislar sobre: I-derecho civil, comercial, penal, procesal, electoral, agrario, marítimo, aeronáutico, espacial y del trabajo; XX - sistemas de consorcios y sorteos”. El ministro no acogió la tesis de ofensa al inciso I. El esclareció que la doctrina ya dejó claro que las leyes estatales que regulan esos servicios de explotación no tratan de materia penal. En cuanto al inciso XX, entendió que hay “inconstitucionalidad formal del diploma impugnado”.

Según el empresario Carlos Eduardo Canto, presidente de la Federación Brasileña de los Bingos (Febrabingo), la medida del STF no es satisfactoria pata los empresarios del sector. “Ahora es un problema. Vamos a apelar, pero es un problema”, enfatizó Eduardo Canto. Entre 1993 y 2000, las salas de bingo funcionaron amparadas en la llamada Ley Zixo. Después de eso, por falta de regulación, los bingos quedaron impedidos de actuar. El año pasado, el gobierno federal editó la Medida Provisoria 168, que suspendió el juego en el país.

“Fue el primer contacto del fantasma de la clandestinidad. Empresarios serios desistieron de invertir y, de 1,2 mil casas, hoy quedan alrededor de 600, que en su mayoría funcionan basadas en permisos judiciales”, explicó el paranaense Canto, que defiende una ley que legalice la actividad de los juegos en el país. “En el mundo, sólo Brasil y Cuba no poseen una legislación para juegos. Es ridículo, por eso también es un incentivo al turismo”, afirmó el empresario.

Helio Buenos, uno de los directores de la Asociación Brasileña de Bingos (Abrabin) se ampara en el hecho de que la actividad genera más de R$ 1 billón (U$S 463,6 milones) en impuestos para decir que “no puede ser tratada de esta forma”. “No son apenas impuestos, son puestos de trabajo. Hoy son 120 mil empleos directos y 200 indirectos. ¿Cómo queda eso?”, cuestionó el empresario.

El segmento aguarda ahora alguna solución para resolver la situación de los bingos en Brasil. Para discutir este y otros temas, empresarios de bingos realizan hoy en Florianópolis un encuentro nacional. “Ya nos reunimos a comienzo de mes y ahora vamos a definir las directrices y otras actitudes”, dijo Buenos. En la opinión del presidente de Febrabingo, “es preciso una solución rápida”, concluyó Carlos Eduardo Canto.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook