Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

Fuertes declaraciones

El Municipio y la Iglesia Católica cargaron contra la apertura de los bingos cordobeses

(Argentina).- Siguiendo una política de oposición al sector del juego, la Iglesia Católica volvió a manifestarse en contra de la apertura de salas de bingos en esa provincia, mientras el intendente Juez aseguraba que no vana permitir “que se instale el juego en la Capital”.

E

l intendente de Córdoba, Luis Juez, adelantó que impulsará una modificación del Código de Espectáculos Públicos de la ciudad para impedir la instalación de las cinco salas de bingo que la Provincia planea habilitar en la Capital en el marco de la licitación para la construcción de un centro de convenciones y un complejo de entretenimientos en las tierras ferroviarias que se encuentran al pie del nudo vial Mitre.

“No vamos a permitir que se instale el juego en la Capital. Habilitar bingos es abrirles una puerta a las tragamonedas y los casinos, y no estamos dispuestos a permitirlo. Esta no es una postura mesiánica: la política del municipio es alentar la inversión y la producción genuina y no los emprendimientos especulativos. No hay progreso ni crecimiento a través del juego, por eso rechazamos de plano la instalación de esas salas”, indicó Juez, quien les pedirá a los concejales de su partido que de manera urgente legislen sobre los juegos de azar.

En la actualidad, ninguna ordenanza impide el funcionamiento de bingos en la ciudad. En cambio, la ley provincial 8837 sí dice que “los casinos y los bingos con máquinas slots deben estar a más de 20 kilómetros de la plaza San Martín”. Desde la Provincia sostienen que las salas proyectadas no incluyen tragamonedas y que por lo tanto no van en contra de la ley.

Más allá de la discrepancia sobre la cuestión del juego, Juez recordó que “por más que le moleste al gobernador José Manuel De la Sota, Córdoba tiene un intendente y un plan estratégico”, y que “no puede venir la Provincia a imponer un proyecto urbanístico para la ciudad cuando todas las instituciones de Córdoba están estudiando qué perfil debe tener la zona que integran el ex Abasto y las tierras ferroviarias”.

“La Provincia es la propietaria de los terrenos ferroviarios, pero esas tierras están en una zona que tiene un valor estratégico, y la ciudad está definiendo qué perfil tendrá ese sector, así que la Provincia deberá ajustarse a ese consenso. Yo como intendente me autolimité en el momento en que convoqué a todas las instituciones de Córdoba a decidir cuestiones estratégicas a través del Pecba, y no voy a permitir que ahora la Provincia venga a imponer un modelo basado en la explotación del juego”, recalcó Juez.

La oposición del intendente era una reacción que los “delasotistas” esperaban. Por esa razón, la Provincia al momento de confeccionar los pliegos licitatorios para la construcción del centro de convenciones, el complejo de entretenimientos y las cinco salas de bingo, determinó que las dos primeras inversiones deberían concretarse en los terrenos ferroviarios que se encuentran junto al nudo vial Mitre y que, en cambio, las salas de juego pueden levantarse dentro de la ciudad, o en un radio de 30 kilómetros desde la plaza San Martín.

Esta opción permite que los cinco bingos puedan funcionar en la ciudad de Córdoba, pero también fuera del ejido de la Capital. El Fiscal de Estado de la Provincia, Félix López Amaya, ayer negó esta posibilidad a través de declaraciones radiales, pero la información -que este diario publicó el domingo pasado- fue ratificada por fuentes de la Lotería de Córdoba.

Por su parte, y como ocurre cada vez que el Gobierno provincial efectúa algún anuncio vinculado con los juegos de azar, la Iglesia Católica de Córdoba se opuso en forma tajante a que la ciudad tenga cinco nuevas salas de bingo.

La Pastoral Social de la Iglesia Católica reafirmó el lunes su rechazo a la instalación de un centro de convenciones con juegos de azar en los predios del ex Ferrocarril Mitre, y el padre Horacio Saravia indicó que "si la Provincia intenta recuperar la economía a través del juego se está equivocando”. En declaraciones a radio Universidad, el religioso sostuvo que en lugar de recurrir a la política “de la especulación” se debería “apuntalar la producción”. "Si estas iniciativas del Gobierno son para recuperar la Provincia, yo creo que está apuntando mal”, dijo Saravia, al tiempo que agregó: “Creo que la promoción de Córdoba debe salir por el trabajo, y el trabajo sólo tiene lugar en la producción".

Saravia, delegado de la Pastoral Social, agregó que los bingos “sólo buscan fines recaudatorios y especulativos”. Por su parte, el legislador Eduardo Fernández del Partido Nuevo, dijo que la parece “muy grave” la concreción de este proyecto. “Esto disfrazado como atracción turística es más grave aún, porque Córdoba tiene otras atracciones", sentenció.

Oficialmente, el fiscal de Estado, Félix López Amaya, aclaró que el contenido de la licitación del proyecto consiste en la realización de “un centro de convenciones que Córdoba necesita para poder realizar allí todos sus eventos universitarios, profesionales, industriales, todas las muestras y exposiciones culturales y de emprendimientos agrícolas”. Además señaló que ese centro contará con comercios anexos “y la construcción de una sala de bingo”. El funcionario confirmó la iniciativa gubernamental, pero descartó que en el lugar se realicen otro tipo de actividades de azar, como la implementación de tragamonedas.

La virtual negativa del intendente Luis Juez a habilitar la radicación de cinco bingos dentro del ejido de la ciudad de Córdoba, tal vez para oponerse a José Manuel de la Sota, lo pondrá en las antípodas de lo que hizo Néstor Kirchner cuando fue gobernador de Santa Cruz cuando, directamente, abrió casinos. Así Juez se ubicará a contramano del dirigente político a quien pretende seducir, Kirchner, en su política de sumar sus críticas a la Iglesia, en la suposición de que Saravia representa la creencia, sin cortapisas, de la opinión en el Arzobispado.

En definitiva el poder municipal para hundir el proyecto se transformará en un "boomerang" para el intendente capitalino que a esta hora evalúa minuciosamente los pros y los contras de la esperada medida. El posible veto municipal, fruto de una disputa política sin interés para la gente, obligaría a los potenciales interesados en participar de la licitación para el desarrollo urbanístico del predio del Ferrocarril Mitre a plantear la ubicación de esos emprendimientos en un radio superior a los 20 kilómetros en las afueras de la ciudad (considerando como punto de referencia la Plaza San Martín), pero que no supere los 30 kilómetros. Una apuesta empresarial que no tendrá tanta aceptación y que llevará a la ciudad de Córdoba a perder el centro de convenciones y exposiciones de primer nivel, algo por lo que políticamente deberá responder el propio Juez.

El anuncio de la convocatoria para la inversión privada, que deberá superar los 23 millones de pesos, despertó airados comentarios del cura Horacio Saravia, quien reclamó públicamente al gobernador José Manuel de la Sota a abocar su gestión al desarrollo de mayor producción industrial, y lo instó a desestimar la instalación de casas de juego o azar en la provincia, como forma para asegurar mayor volumen de recaudación. Omitió considerar Saravia que el plan no entraña sólo el desarrollo de juegos de azar sino una inversión generadora de puestos de trabajo temporarios y permanentes a través del centro de convenciones.

Mientras tanto, el presidente de Lotería, Walter Saieg, definió la propuesta como "fantástica" y pidió considerar "la importancia de que la provincia cuente con el primer centro de exposiciones y convenciones de referencia a nivel nacional". Además, se refirió Saieg a la consecuente generación de nuevos puestos de trabajo que traerá aparejada la mayor afluencia de turistas. Sobre los dichos de Saravia, Saieg dijo que 2las críticas de Saravia son infundadas", sosteniendo además: "¿Quién no ha jugado alguna vez al bingo en familia o con los abuelos?" y acotó que "es un simple pasatiempo".

Sobre los que reglamenta la legislación municipal, Saieg se refirió a que "hay una ley que prohíbe la instalación, dentro de la ciudad, de slots y casinos", pero que no legisla sobre bingos. El pliego de la licitación pública para recuperar el predio de diez hectáreas del Ferrocarril Mitre comenzó oficialmente a venderse ayer. De acuerdo a los plazos previstos, el 20 de junio debería ser adjudicada la obra a la mejor oferta.

En la propuesta, se consideró el pago de un canon mínimo equivalente al 27 por ciento de la facturación total de los emprendimientos realizados (consideró hasta cinco bingos, con lo cual podrían llegar a ser menos) y una infraestructura edilicia de características similares a la exigida a la hotelería de cinco estrellas.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook