Edición Latinoamérica
19 de Septiembre de 2019

El mercado pronto llegará a su límite

Agresiva competencia entre casinos panameños

(Panamá).- Crecimiento y agresiva competencia fueron dos características que dominaron al sector durante el 2003 en Panamá. Aunque las cifras oficiales del cierre del año pasado aún no son públicas, diversos ejecutivos señalaron que hubo incrementos importantes de apuestas en casinos y carreras de caballos.

L

os juegos de suerte y azar, que en Panamá estuvieron en manos del Estado por muchos años y que pasaron en los últimos tiempos a diversos concesionarios para operarlos, han mostrado ser muy activos y competitivos. Los casinos pagaron en premios $ 76 millones durante el 2002; mientras que hasta septiembre del 2003 la suma alcazaba los $ 74 millones, según cifras extraoficiales. En cambio, el Hipódromo Presidente Remón registró un aumento de 4,5% en comparación al 2002.

Fiesta Casinos asegura que mantuvo el liderazgo en el monto de las apuesta y en el número de locales, con cinco establecimientos. El año pasado también entró un nuevo competidor, Majestic, ubicado en Multicentro. En tanto, el Grupo Alta Cordillera, representantes de la cadena "Crown Casinos" se mantiene con tres locales desde 1998 cuando entró al mercado panameño, pero decidió hacer importantes remodelaciones y expansiones en sus casinos.

Para este año programan abrir un cuarto local, a finales de marzo o inicios de abril, en David Chiriquí, exactamente en el hotel Mirache, que pronto será inaugurado. La inversión oscila en $ 3 millones.

La empresa mantuvo un crecimiento "normal", ya que el líder era el grupo Thunderbird, representantes de Fiesta Casinos, que a diferencia del resto fue más agresivo porque incrementó su presencia en diferentes partes del país como Colón, Chiriquí y Coclé.

En contrapartida, el vicepresidente ejecutivo del Hipódromo Presidente Remón, Rubén Lee, manifestó que los hipódromos en general, no solo en Panamá, están en retroceso. Esto se ha dado debido al cambio de actitud en las preferencias de los juegos. Hoy día hay jugadores más jóvenes con gustos "más apresurados" y son bien servidos por juegos como los casinos; los cuales están abiertos los siete días de la semana; mientras que el hipódromo abre solo tres días y algunas horas, porque no es fácil montar un espectáculo hípico. "Yo diría que estamos sufriendo, al igual que en otras partes del mundo, de un desfase en la moda" indicó.

Pese a la difícil situación, reconoce que el año pasado se hicieron algunos ajustes en operaciones, se regularon gastos, cambiaron algunos tipos de carreras e invirtieron publicidad y promoción "lo que no se hacía por costumbre". Estos cambios fueron positivos para la hípica porque se registró un incremento en apuestas, de $ 23 millones en el 2003, un millón más que en el 2002 Para este año, el Hipódromo aspira registrar $ 24,3 millones en apuestas.

Lee señaló que algunos hipódromos se han unido a casinos y ese podría ser un camino en el futuro para el coloso hípico y descartó que "muera" la hípica en Panamá. Dijo que ve con optimismo el futuro de la hípica y del mismo hipódromo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook