Inversor inicial de la firma precursora

Un ex socio del criptocasino Stake demanda a la compañía por USD 400 millones

05-09-2022
Tiempo de lectura 2:41 min

Un ex socio de Stake, uno de los operadores de apuestas y juegos en criptomoneda de más rápido crecimiento del mundo, denunció a la compañía por USD 400 millones, afirmando que fue excluido de la empresa en cuyo éxito colaboró. Los creadores Ed Craven y Bijan Tehrani, por su parte, calificaron la demanda de “totalmente frívola” y “probablemente falsa”.

Christopher Freeman, que actualmente reside en Florida, es quien presentó una demanda civil en el Distrito Sur de Nueva York, alegando que lo engañaron para que no participara en la creación de Stake y busca $400 millones en acciones punitivas, daños y perjuicios, así como el pago de su inversión inicial en una empresa que sirvió como precursora del casino de criptomonedas que fue formado en Melbourne en 2017.

En un comunicado oficial, los abogados de la empresa, que tiene un valor de mercado potencial de hasta 1.000 millones de dólares, se refirieron a las acusaciones como “frívolas” y “probablemente falsas”. La acusación hecha por Freeman, quien afirma conocer a los creadores desde que eran pequeños, cita las adquisiciones de bienes raíces de Craven como prueba del éxito de Stake, ya que recientemente Craven fue noticia en Australia cuando pagó 80 millones de dólares por una casa en Toorak.

El denunciante afirma que en 2013 decidieron crear un negocio de casinos, llamado Primedice. Según su versión, inicialmente tenía una participación del 20%, mientras que Tehrani y Craven tenían el 40%, un acuerdo que reflejaba su inversión inicial en el negocio. Freeman alega que a los nueve meses de la creación de Primedice, su participación se redujo al 14% para recompensar a otros miembros del equipo de desarrollo a pesar de un acuerdo por el que se habían comprometido a proporcionar capital solo a las personas que hubieran invertido dinero en el negocio.

A medida que la criptomoneda despegaba, Freeman alega que planteó la idea de un casino de criptomonedas a sus socios en 2016, pero Tehrani y Craven no estaban interesados en su idea debido a los posibles problemas de regulación. Ese mismo año, fue disuadido de unirse a la nueva empresa de Tehrani y Craven, supuestamente Stake.com, después de que le dijeran que sólo podría participar si se trasladaba a Australia y que la nueva empresa sólo negociaría con monedas fiduciarias como el dólar estadounidense o el euro.

En la denuncia, Freeman alega que a pesar de sus declaraciones anteriores sobre que un casino de criptomonedas era demasiado caro de gestionar y de las preocupaciones sobre la regulación, Tehrani y Craven lanzaron su casino de criptomonedas Stake.com y, cuando él los cuestionó, le dieron garantías antes de que se le habían revocado los privilegios del sistema.

"Más tarde, cuando Stake.com se lanzó como un casino virtual que incluía un juego de dados en línea de la competencia y muchas otras características que Freeman había propuesto y ayudado a diseñar, Tehrani y Craven trataron afirmativamente de calmar la consternación de Freeman por haber sido engañado afirmando que todavía conservaba su participación en Primedice”, informo el sitio Sydney Morning Herald.

Por parte de Stake, desde la compañía lanzaron un comunicado en el que afirmaron: “La denuncia presentada por Chris Freeman contiene acusaciones que son internamente inconsistentes, intencionalmente engañosas y demostrablemente falsas”, y describieron el reclamo como un “intento desesperado de difundir información falsa”.

Una investigación de los medios de comunicación australianos a finales de 2021 reveló que el casino, que se creía que era una empresa en el extranjero, se fundó en realidad en Melbourne en 2017. El sitio de criptomonedas es el principal patrocinador de la camiseta del equipo de fútbol de la Premier League inglesa, el Everton, y también cuenta con la superestrella canadiense del pop Drake como principal embajador de la marca.

A lo largo de los años, Stake.com ha demostrado ser un esfuerzo exitoso, convirtiéndose en una operación que se estima que tiene un valor de hasta mil millones de dólares australianos (680,5 millones de dólares), según WA Today. Además, la marca afirma haber procesado 100.000 millones de dólares en apuestas en sus negocios de casino y apuestas deportivas.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS