Polémica medida

La regulación del juego online gravaría con un 1% las apuestas de los jugadores peruanos

12-07-2022
Tiempo de lectura 2:53 min

El proyecto presentado hace semanas por el Poder Ejecutivo, para regular la explotación de los juegos online en el Perú, está a punto de ser tratado en el Pleno del Congreso Nacional y gravaría con un 12% las apuestas por internet.

La medida, que el miércoles 6 de junio pasado fue aprobada en la Comisión de Comercio Exterior y Turismo del Congreso, también impondría un Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) del 1% para los apostadores.

De acuerdo al titular del Mincetur, Roberto Sánchez, la propuesta permitiría recaudar hasta 160 millones de soles anuales (algo más de USD 40 millones), que servirían “para dinamizar el turismo y crear más obras de infraestructura pública, como también promover el deporte”, explicó.

La iniciativa busca que los operadores de apuestas online se inscriban en un Registro Único de Contribuyentes (RUC), y presenten un representante legal en el Perú, además de ajustar el dominio web de su plataforma con la terminación “.pe” al final de su URL.

En ese marco, si las entidades que desean realizar esta actividad no cuentan con la autorización regulatoria, se verán imposibilitadas de realizar contratos de publicidad o patrocinios.

Otro de los objetivos es el de proteger a la población a partir de controles varios, entre los cuales se restringirá el acceso a menores de 18 años y tratarán de evitar, mediante todas las vías, conductas adictivas de juego, maniobras de financiamiento del terrorismo, lavado de dinero o fraudes informáticos.

Para el abogado Luis García Romero, socio del Estudio Muñiz, el proyecto para que las empresas de apuestas online tributen “es buena”, pero los que proponen el dictamen deben explicar, con un estudio técnico, los criterios del monto de la tasa del impuesto.

Es importante saber cuáles son los criterios que han tomado para definir el porcentaje del 12%, o el monto que quieran poner. Como cualquier impuesto siempre habrá una afectación en la demanda, pero a veces el tipo de producto puede amortiguar ese golpe”, explicó el experto al diario El Comercio, del Perú.

En esa misma línea, el especialista mencionó que si no se explican las tasas que proponen, la medida podría terminar “lapidando a la industria, y atrás hay un montón de empleo”.

Para el abogado otro punto a considerar es que este proyecto podría ser discriminatorio, debido a que solo las empresas de juegos y apuestas deportivas a distancias domiciliadas en el Perú tienen que tributar, y las extranjeras no. En la práctica, esto podría ser discriminatorio, porque si un usuario usa su celular para apostar, y la compañía local traslada de alguna forma el pago del impuesto a su cliente, entonces éste va a optar por una empresa extranjera”, destacó García Romero.

Del mismo modo, la Asociación Peruana de Apuestas Deportivas (Apadela), quien está de acuerdo en que se establezca una regulación moderna para esta industria, pidió que no se haga a través de una medida que propone una competencia desleal entre operadores locales y foráneos.

Aplicar esta medida solo a empresas domiciliadas en el Perú generaría una competencia desleal al favorecer a alrededor de 100 entidades extranjeras que operan en el país, en desmedro de la industria local”, señalaron desde Apadela.

La entidad exigió que el pago de los impuestos sean los mismos para todos los participantes de esta industria, sean o no domiciliados en el Perú, para que de esta forma, se pueda fomentar una competencia justa entre todos los operadores locales y extranjeros.

Según Apadela, una medida de esta índole podría generar el cierre de la gran mayoría de las casas de apuestas nacionales, por los altos costos tributarios impuestos por la regulación, ya que no serían competitivas frente a las casas de apuestas extranjeras que no pagan impuestos localmente.

“Se daría la eliminación de los ingresos de los pequeños negocios, que trabajan con la industria para generar ingresos adicionales”, precisaron desde la entidad. A esto se suma la falta de incentivos para que más empresas quieran operar de manera domiciliada en el país.

Por último, la asociación detalló que el proyecto podría generar la reducción significativa o incluso eliminación de los patrocinios al deporte nacional. En esa línea, agregó que habría una menor o nula recaudación tributaria de ese sector en el país.

Acceda aquí al proyecto de ley presentado por el Gobierno peruano, que fue aprobado en la Comisión de Comercio Exterior y Turismo del Congreso.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS