Detección de fraude e irregularidades

La liga mayor de básquet en Puerto Rico trabaja en la creación de regulaciones para las apuestas deportivas

Ricardo Dalmau, el presidente de BSN.
30-06-2022
Tiempo de lectura 2:47 min

El Baloncesto Superior Nacional (BSN) de Puerto Rico, la liga de básquet de mayor nivel en el país, estableció en marzo que se implementarían las apuestas deportivas para la liga. A raíz de esto, a principios de junio, Ricardo Dalmau, el presidente de BSN y exjugador, confirmó que se trabajaría en un sistema de detección de fraude e irregularidades, además de crear un código de conducta enfocado en el surgimiento de las apuestas en la isla.

Estas medidas surgieron luego de que el BSN empezara su temporada el 9 de abril sin contemplar las regulaciones mínimas de la Comisión de Juegos para ser eje de apuestas deportivas en Puerto Rico. A partir de ese momento, la lista de exclusión de personas cercanas a la liga que no pueden apostar no se ha actualizado.

En un reportaje publicado este mes por el medio local El Vocero, Dalmau aseguró que se estaba trabajando e implementando un plan de acción “dirigido a salvaguardar la integridad de la liga” y aseveró que ese era el enfoque prioritario. “Tenemos una serie de medidas que estamos tomando desde que advinimos en conocimiento de lo que eran las apuestas”, agregó.

Además, en ese momento anticipó que uno de los acuerdos se había realizado con Synergy Sports, una compañía de alcance internacional y se había hecho porque se estaba contratada por BSN para la comercialización de los derechos globales y la captura, producción y distribución de video de los juegos.

“Ellos tienen contrato desde el año pasado, pero cuentan con un sistema de detección de fraude universal que utilizan en todas sus ligas. Estamos finiquitando el acuerdo para comenzar a trabajar con eso”, agregó Dalmau y dijo que durante junio, estarían en proceso de implementación de distintas formas de “monitoreo y detección de irregularidades en los juegos Puerto Rico”

En la nota de El Vocero también se aseguró que Dalmau estaba a la espera de la Comisión de Juegos para saber el alcance de la lista de exclusión de “jugadores prohibidos”, aquellos que por su conocimiento interno de la liga no pueden apostar. Ese listado fue proporcionado por única vez a principios de la campaña e incluye principalmente a jugadores, árbitros y oficiales de mesa.

Además, Dalmau confirmó que había que incluir hasta una cierta cantidad de familiares directos “que puedan tener información privilegiada”, eso sería algo a definir con la comisión para saber si ellos querrían expandirlo o no y que eso era algo que debían informarle. En ese momento también adelantó que estaba en contacto con la  Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (Assmca) de Puerto Rico para identificar y referir jugadores con dependencia a los juegos. Asimismo, aseguró que daría prioridad a reglamentar y orientar sobre el tema de forma interna.

Estamos trabajando con especialistas para que nos ayuden en el proceso del código de conducta de las apuestas. En los próximos días le informaré a los equipos de una visita para orientarlos. Nos tocó correr con esto, pero estamos haciendo con mucha celeridad”, aseguró el presidente de BSN a principios de junio.

Dalmau también informó que se encontraban trabajando para estandarizar la forma en la que los equipos informaban la ausencia de los jugadores y hasta el cambio de un refuerzo y que lo harían por medio de una plataforma web. Esto podría suponer un reto para los apostadores boricuas debido a los constantes cambios en las plantillas de los equipos y las ausencias imprevistas de anotadores reconocidos por lesiones o compromisos personales.

Sin embargo, Dalmau aclaró que esto impulsaría mejoras en el flujo de información relacionada con cambios y lesiones de jugadores y que esto sería un beneficio para la liga, y no con las apuestas como prioridad, y que si bien no contaban con datos de participación, indicó que “hay interés” en realizar apuestas sobre el BSN.

La industria de apuestas deportivas se abrió camino en Puerto Rico durante la celebración del Super Bowl el 12 de febrero y un mes después. El BSN se convirtió en la primera liga profesional del estado autónomo para la que se puede apostar y eso solo puede hacerse en el único centro autorizado para esto, el Casino del Mar del Hotel La Concha, en Condado.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS