La propuesta divide opiniones

Aprobada en Diputados, la legalización del juego en Brasil se estanca en el Senado

02-06-2022
Tiempo de lectura 2:42 min

El proyecto que contó con el compromiso del presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, para acceder a la liberación de los juegos de azar en Brasil, permanece estancado en el Senado. Tres meses después de que el pleno de la Cámara Baja aprobase la propuesta, ni siquiera hay un ponente definido. Y si bien el sector perteneciente al Centrão presiona para que el proyecto se apruebe en junio, antes del receso legislativo y las elecciones generales, el presidente de la Cámara de Senadores pretende analizar sus detalles antes de programar una votación.

La propuesta se considera controvertida en el Senado. Entre bambalinas, el presidente Rodrigo Pacheco mostró resistencia a la medida, tal y como se aprobó en la Cámara Baja.

Y el senador Flávio Bolsonaro, hijo del Presidente de la Nación, se movió en favor de la legalización, pero no la defiende públicamente. Incluso en 2020, el senador realizó un viaje a Estados Unidos para estudiar y abordar el tema.

El ponente del proyecto en Diputados, Felipe Carreras, dijo que había hablado con el presidente del Senado sobre la propuesta, hace 15 días. Y según él, Pacheco se comprometió a no archivar el proyecto. "Estaba contento. Incluso Arabia Saudita lo autorizó, aproximadamente hace un mes y medio. Vemos que el mercado del juego online está creciendo en Brasil, y el país se está quedando atrás", aseguró Carreras.

En febrero, presionado por la bancada evangélica, el presidente Jair Bolsonaro dijo que vetaría la legalización si se aprobaba en el Senado, y lamentó la aprobación del texto en Diputados.

Sin embargo, los gobernadores trabajaron a favor del proyecto, al igual que el partido Centrão. Hay claramente una división en este tema, en la base legislativa de Bolsonaro.

El líder del Gobierno en la Cámara de Diputados, Ricardo Barros admitió que el proyecto podría ser una fuente de ingresos. "Pensamos en aprobar el proyecto, para regularizar los juegos de azar, que ya están ahí, y legalizar la situación de los 400.000 empleados que están trabajando sin derechos sociales", dijo en la Cámara en mayo, durante la discusión de un piso salarial para la categoría de enfermería. "El proyecto al juego ya destina el 4% de los recursos obtenidos a la sanidad, pero es necesario que esta cantidad llegue al 12% en el Senado, para contribuir a financiar el aumento de la enfermería", añadió.

Otras propuestas sobre el juego también están atascadas en el Senado. El proyecto de ley del senador Roberto Rocha, que legaliza los casinos en complejos turísticos, está atascado en la Comisión de Desarrollo Regional y Turismo, a la espera de una audiencia pública desde hace más de un año. Y hay un proyecto que libera todos los juegos listo para ser considerado en el pleno desde 2020. El texto es del senador Ciro Nogueira, que ahora es ministro de la Casa Civil.

El texto aprobado en febrero en la Cámara de Diputados concede licencias permanentes o temporales para explorar la actividad. Cada grupo económico tendría derecho a explotar un casino por estado, a excepción de Minas Gerais, Río de Janeiro y São Paulo, que tendrían derecho a dos, dos y tres establecimientos, respectivamente.

En un comunicado, Rodrigo Pacheco dijo que se comprometía a realizar una "evaluación detallada" del proyecto, pero evitó pronunciarse sobre el fondo. "Por ahora, hay en el Senado manifestaciones contrarias, así como favorables. Por eso es fundamental conocerlo en detalle y eventualmente dar avances en la discusión", dice el presidente del Senado.

El senador Angelo Coronel, uno de los defensores de la legalización reconoce que la propuesta procedente de la Cámara Baja está estancada. Dice que el tema se ha convertido en un "Fla-Flu" y estima que el gobierno federal pierde R$ 50.000 millones al año en ingresos con la prohibición de los juegos. "No sé cómo un gobierno puede estar en contra de cobrar algo que ya existe. Muchos temen a la reacción del sector evangélico", dice Coronel.

El senador Eduardo Girão lidera la resistencia al proyecto, y creó en abril un Frente contra el Juego en el Senado. Senadores como Luiz do Carmo y Carlos Viana también se han posicionado en contra.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS