España

El ministro de Consumo avaló inversiones por 3 millones de euros para "atraer consumidores" a los juegos del Estado

Alberto Garzón, ministro de Consumo del Gobierno de España.
18-01-2022
España
Tiempo de lectura 2:15 min

Alberto Garzón, ministro de Consumo del Gobierno de España, fue uno de los principales impulsores del movimiento contra las casas de apuestas deportivas y la publicidad de las empresas de juego privado en el país. Sin embargo, guarda silencio en todo lo que signifique inversiones, permisos y prebendas a favor del juego del Estado.

De acuerdo a lo informado por la prensa española, ahora Garzón no pondría reparos al contrato suscrito por Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) por 3 millones de euros para, entre otros objetivos primordiales, “atraer a más consumidores, especialmente en el segmento de jóvenes aficionados al fútbol mayores de 20 años” y “fidelizar la participación en el juego, convirtiendo jugadores ocasionales en habituales”.

El Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del Juego de noviembre de 2020, impulsado y redactado por el Ministerio de Consumo, restringía las normativa publicitaria sobre estas actividades y endurecía el control sobre los salones de juego y las casas de apuestas online, poniendo especial incidencia en la protección de jóvenes y menores de edad, y especialmente orientado a acabar con la ludopatía en España.

Pero ahora eso no parece afectar al juego estatal, ya que el ministerio de Hacienda parece tener luz verde para invertir en fomentar las quinielas y, en concreto, destinado a captar a un público muy joven. Por coherencia, el ministro Garzón debería oponerse a la inversión que ha supuesto este concurso y por tanto, al desembolso del Ministerio de Hacienda.

El contrato del Estado auspiciado por la SELAE, dependiente del Ministerio de Hacienda, fue adjudicado en diciembre de 2021 durante los próximos dos años a la empresa No Line Worlwide, una pequeña empresa madrileña de publicidad de apenas 13 empleados.

El objeto del contrato era el “servicio integral de creatividad, comunicación y publicidad, para los juegos de apuestas deportivas e hípicas (La Quiniela, Elige 8, El Quinigol, Lototurf y Quintuple Plus) así como sus juegos asociados (…)”.

La cuestión es que entre las “Prescripciones Técnicas” recogidas en el documento de Loterías y Apuestas del Estado para el concurso se recoge en su página 5 como “objetivos de negocio” en las famosas Quinielas deportivas, “atraer a más consumidores, especialmente en el segmento de jóvenes aficionados al fútbol mayores de 20 años”, “fidelizar la participación en el juego, convirtiendo jugadores ocasionales en habituales (más allá de la cuantía de los botes)” y “es razonable buscar un uso más frecuente dada la baja tasa de repetición”.

El documento de la SELAE que Garzón avala además expone como potencial de las quinielas “cuantía de los premios y acumulación de los botes: los más altos del sector” e incide en “hacer clara la diferencia de premios frente a las apuestas deportivas”. Otra de las herramientas que ayudarían a vender las quinielas es apelar a la tradición, “sin caer en la nostalgia, desde la perspectiva de tradición y herencia”.

Respecto a Elige 8, un juego dentro de la Quiniela por el que se paga un suplemento de 0,50 euros, “debe enfatizarse las ventajas de Elige 8, especialmente en el colectivo más joven, en el que Elige 8 actúa como la capacidad de elegir los partidos en los que confías”. Este juego es considerado por la SELAE como “juego de segunda oportunidad, con un pequeño aporte de apuesta extra jugando a menos resultados”. Además, la SELAE tiene clara la inversión publicitaria que necesitará: “Los medios masivos siguen siendo un pilar fundamental en nuestro mix de medios”.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS