Los casinos locales le cuestan casi US$ 40 mil diarios a la provincia

Argentina: un informe denuncia la difícil situación de la industria del juego en Córdoba

La apertura veraniega de los casinos sólo sirvió para cubrir el 17% de los $1.272 millones (más de US$ 13,5 millones) que costó mantener las salas abiertas.
17-05-2021
Tiempo de lectura 2:23 min
Según lo reportado por La Voz, los casinos cordobeses cuestan $3,67 millones de pesos diarios y la Lotería de Córdoba gasta el 80% de lo que gana en mantener su funcionamiento y sólo el 20% restante es otorgado para Asistencia Social, como está establecido por la Ley. La pandemia por un lado y la crisis económica por otro, confluyen en un combo letal para la industria del juego local.

Luego de pasar casi un año cerrados, los casinos de la provincia de Córdoba abrieron en enero con un aforo del 50%. Si bien esto permitió un poco de óxigeno para la tan golpeada industria del juego, ninguno de los 619 empleados pudo volver a trabajar, ya que los juegos de paño todavía no fueron rehabilitados. 

En una extensa investigación del diario La Voz, se expuso la grave situación que viven la Lotería de Córdoba y los casinos estatales y privados. Allí los números no dejan mentir. Los establecimientos de juego no trabajan desde el 13 de marzo de 2020 y mantener a los empleados costó en todo el año $1.000 millones (US$ 10,5 millones))

La industria privada argentina recibe la ayuda del programa estatal ATP, que se encarga de abonar el 50% de los sueldos de las actividades que se encuentran en crisis por la pandemia de COVID-19. Al ser estatal, la Lotería no tiene ese beneficio. Además, tampoco recortó salarios ni habilitó retiros voluntarios para mejorar su presupuesto, como sí hicieron otros organismos estatales provinciales. Tampoco cerró una mala paritaria, ya que si bien el 32,6% de aumento está por debajo de la inflación oficial anual registrada, el sueldo promedio de un trabajador del organismo está en $80.964, un poco debajo del promedio de los trabajadores de la salud ($83.137).

El problema que denuncia la investigación de La Voz reside en la planta de empleados de la Lotería, que es de 1.121 empleados. Y no lo dice por una cuestión de cantidad, sino porque la razón del organismo es poder brindarle recursos a la asistencia social y a otros espacios del Estado que necesitan recaudación extra para solventar sus gastos. Al existir una crisis económica y sanitaria que impide el libre desarrollo de los juegos de azar, el 80% de los gastos presupuestarios del organismo estatal se va en mantenerse y sólo el 20% restante se otorga para beneficiencia. Además, las ganancias que obtuvo desde la pandemia, son virtualmente absorbidas por la crisis de los casinos, ya que "casi toda la plata que se jugó en la Quiniela fue destinada a bancar el rojo de los casinos provinciales".

Según la pesquisa del diario, la apertura veraniega de los casinos sólo sirvió para cubrir el 17% de los $1.272 millones (más de US$ 13,5 millones) que costó mantener las salas abiertas. Y si bien los gastos de mantenimiento bajaron bastante tras los acuerdos con las empresas que realizan la limpieza y la seguridad de los espacios, que bajaron un 30% y un 56%, no alcanzó para cubrir las pérdidas que la realidad impuso. Más allá de la crisis impuesta por lo sanitario, el problema no parece ser la pandemia, ya que "en 2019, los nueve casinos del Estado perdieron plata".

Evidentemente, la publicación de La Voz abrirá un debate en la industria de los juegos de azar y la política de Córdoba. Que los casinos se lleven el 62% de la recaudación de la Lotería y que Desarrollo Social reciba sólo $335,47 millones de los $1.139 que tenía previsto, siendo un organismo que se financia en un 64% con esos fondos, demuestran que hay algo que no está funcionando en el esquema provincial.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS