Edición Latinoamérica
17 de Abril de 2021

Declaraciones del abogado Daniel Homem de Carvalho

Brasil: “Es mejor tener una buena reglamentación que usar el aparato jurídico del país para criminalizar la actividad”

Brasil: “Es mejor tener una buena reglamentación que usar el aparato jurídico del país para criminalizar la actividad”
"El Ministerio de Justicia tiene un papel importante en lo que respecta a cooperar con la futura reglamentación", destacó Homem de Carvalho.
Brasil | 26/02/2021

En una entrevista exclusiva con el medio Tribuna da Imprensa Livre, que reproducimos a continuación, el abogado Daniel Homem de Carvalho aseguró que “en Brasil, el juego nunca estuvo prohibido de hecho, la restricción fue solo contra la explotación por iniciativa privada”, y explicó que “la ley brasileña garantiza el monopolio de la explotación de las loterías y el juego para el Gobierno. De este modo, las loterías están mal administradas, y los consumidores se ven perjudicados”.

D

aniel Homem de Carvalho es miembro del Instituto de Abogados Brasileños (IAB), consejero de la Comisión de Derecho Regulatorio de la Orden de Abogados de Brasil (OAB/RJ), socio pleno de la Asociación Brasileña de Derecho Financiero (ABDF) y presidente de la comisión de la OAB/RJ, y realizó la siguiente declaración con respecto a la reglamentación de los juegos de apuestas por dinero administrados por iniciativa privada: “Creo que todo lo que podía decirse sobre el juego ya se dijo en los últimos setenta años. La única novedad fue el gran proceso disruptivo de la tecnología. No se pueden emitir más argumentos, ni a favor ni en contra. Falta, a mi modo de ver, una decisión de reglamentar o no”.

¿Cuál es su visión sobre el paso de este asunto por el Congreso Nacional y el Supremo Tribunal Federal (STF), que pueden reglamentar en breve los juegos de apuestas por dinero administrados por iniciativa privada en Brasil?

Daniel Homem de Carvalho: En Brasil, el juego nunca estuvo prohibido de hecho. La restricción fue solo contra la explotación por iniciativa privada. La ley brasileña garantiza el monopolio de la explotación de las loterías y el juego para el Gobierno. De este modo, las loterías están mal administradas, y los consumidores se ven perjudicados. El Gobierno no se hizo para ser la "banca" del juego.

¿Una reglamentación exigiría un gran esfuerzo de instituciones como la Orden de Abogados de Brasil (OAB) y el Instituto de Abogados de Brasil (IAB) por acompañar la reglamentación?

Hay mucha mística en torno al tema. La industria del juego y las loterías es económicamente relevante en el mundo civilizado. Miremos a los estadounidenses, un pueblo profundamente religioso. Ellos son pragmáticos. Si hay una demanda social, alguien satisfará esa demanda.

Es mejor tener una buena reglamentación que usar el aparato jurídico del país para criminalizar la actividad. Estados Unidos tiene vasta experiencia con los errores de la Ley Seca.

En el mundo, la cadena productiva de la economía del juego promueve actividades en las áreas de arquitectura e industria gráfica, hospitalidad y restaurantes, entretenimiento e innovación tecnológica, entre otras. ¿Tenemos cómo favorecer a las empresas brasileñas con la reglamentación del juego?

Seguramente, algunos días después de la reglamentación, la economía brasileña se verá afectada positivamente. Hoy, Brasil renuncia a una recaudación impositiva importante al no reglamentar los juegos de apuestas. A partir de la reglamentación, el empleo y el ingreso a nivel nacional tomarán un impulso inmenso.

¿La OAB nacional no pretende realizar un congreso sobre el impacto jurídico de la reglamentación?

Creo que todo lo que podía decirse sobre el juego ya se dijo en los últimos setenta años. La única novedad fue el gran proceso disruptivo de la tecnología. No se pueden emitir más argumentos, ni a favor ni en contra. Falta, a mi modo de ver, una decisión de reglamentar o no.

Somos el único país de América Latina que no ha reglamentado el juego. Eso incomoda. ¿Debemos aprender de países vecinos como Argentina, Uruguay y Perú?

El escritor Jorge Luiz Borges decía que América Latina es una ficción. Infelizmente, vivimos de espaldas a los países americanos de habla hispana. Claro que nuestra economía es mucho más grande. Nuestra economía privada es inmensamente más poderosa. Usted sabe que yo defiendo una reglamentación minimalista, donde las empresas privadas tengan la conducción de la industria, y el Estado, un papel de regulador.

Actualmente, en Brasil, ¿hay abogados especialistas en legislación sobre juego? ¿Tendremos que formar especialistas?

Durante estos años, muchos grandes abogados se formaron con una buena base en derecho regulatorio orientado al sector. No será por falta de abogados que Brasil dejará de reglamentar la industria del juego y las loterías. El propio sector público formó óptimos ejecutivos que conocen profundamente la manera en que otros países estructuraron sus industrias. Vuelvo a repetir: todo lo que podría y debería decirse ya se dijo. Falta decidir si lo hacemos o no.

¿El Ministerio de Justicia tiene un papel importante en las iniciativas de reglamentación?

El Ministerio de Justicia tiene un papel importante en lo que respecta a cooperar con la futura reglamentación.

Estratégicamente, ¿qué instituciones deberían tener voz activa en la estructuración de programas y proyectos relacionados con el juego en Brasil?

Ya se escuchó a todas las instituciones posibles e interesadas. Ya está todo dicho.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.