Solicitan límites a la oferta de apuestas online en el Reino Unido | Yogonet Latinoamérica
Social Market Foundation publicó un informe antes de que se revise la Ley de Juegos de Azar

Solicitan límites a la oferta de apuestas online en el Reino Unido

La apuesta máxima en las terminales de apuestas de cuota fija (FOBT) se redujo de £100 a £2 desde 2019, pero en la actualidad no hay límites a las apuestas en línea.
06-08-2020
Reino Unido
Tiempo de lectura 3:18 min
SMF propone un tope de £100 a las pérdidas mensuales, y que los clientes que deseen gastar más dinero estén sujetos a controles estrictos de capacidad de pago por parte de un defensor del pueblo independiente del sector del juego. El Consejo del Juego y las Apuestas se manifestó en contra de esa sugerencia.

El laboratorio de ideas Social Market Foundation (SMF) solicitó cambios en la industria de los juegos de azar del Reino Unido, para evitar que los jugadores online pierdan más de £100 al mes sin demostrar que pueden pagarlo, así como también que las compañías de juegos de azar ubicadas en el extranjero paguen impuestos más altos, de acuerdo a un informe publicado el miércoles.

Las propuestas de SMF también incluyen exenciones tributarias para las compañías que se instalen en la nación, límites a las apuestas online, una reforma regulatoria que incluya la figura de un nuevo defensor del pueblo, un sistema de aseguramiento de la calidad para las compañías que defiendan los estándares, y un régimen de sanciones más claras para las que no lo hagan.

En su nuevo informe, SMF recomienda que los juegos de azar en línea estén regulados al igual que las apuestas del segmento físico y que se incluya un límite de apuesta de entre £1 y £5 para las máquinas tragamonedas en línea, luego de hacerse eco de propuestas similares de un grupo de miembros del Parlamento del Reino Unido, según informa The Guardian. La apuesta máxima en las terminales de apuestas de cuota fija (FOBT) se redujo de £100 a £2 desde 2019, pero en la actualidad no hay límites a las apuestas.

"Los juegos de azar remotos están en auge, sin embargo, permanecen fuera de los controles que se aplican a sus equivalentes del segmento físico", afirmó SMF. "No tiene sentido que la misma 'obligación' de reducir el daño mediante límites a las apuestas y la velocidad no deba aplicarse a un sector en línea que brinda contenido absolutamente accesible".

Una de las principales propuestas es un "tope suave" de £100 a las pérdidas mensuales y que los clientes que deseen gastar más dinero estén sujetos a controles estrictos de capacidad de pago por parte de un defensor del pueblo independiente del sector del juego. SMF afirmó que el tope estaba dentro del promedio de gasto en juegos de azar y que ayudaría a limitar la cantidad de personas adictas que sufren dificultades económicas o se vuelcan al delito para financiar su hábito.

En una declaración emitida como respuesta al informe, el Consejo del Juego y las Apuestas (BCG) afirmó que sus miembros ya realizan controles de capacidad de pago en algunos casos. "No estamos de acuerdo con la sugerencia de un tope bajo aleatorio y arbitrario al gasto; además, no existe ningún sector de la economía en el que el Gobierno determine cuánto debe gastar una persona", afirmó el BGC. "Las medidas deben ser equilibradas, basarse en evidencia y estar bien analizadas para no poner en riesgo los 100.000 puestos de trabajo que tiene la industria o los más de £3 mil millones de ingresos que se generan en favor del Fisco en concepto de impuestos”.

Sin embargo, el BGC, afirmó que apoya el concepto de un sistema británico de aseguramiento de la calidad de los juegos de azar y muchas de las medidas del informe, antes de que el Gobierno revise la Ley de Juegos de Azar.

El informe establece que más de la mitad de los servicios remotos de juegos de azar utilizados por consumidores situados en el Reino Unido son provistos por compañías con sede en Gibraltar, un paraíso fiscal. El Gobierno impone un arancel a las apuestas en línea para garantizar, al menos, que se les cobre algún impuesto a las compañías que tienen sede en lugares centrales del extranjero, como Malta y Gibraltar. Pero SMF propuso incentivos fiscales para las compañías que tengan una mínima presencia en el Reino Unido con el fin de estimular la recaudación impositiva proveniente de las compañías. Los autores del informe afirmaron que esto también crearía puestos de trabajo y promovería el cumplimiento de las condiciones establecidas para obtener la licencia de juegos de azar en Gran Bretaña, incluida la protección de personas vulnerables y adictas.

Una propuesta similar pondría fin a los llamados contratos "de etiqueta blanca", en los cuales las compañías extranjeras con poco incentivo para proteger a los consumidores del Reino Unido pueden comprar el acceso al mercado británico por medio de un titular actual de una licencia de juegos de azar. SMF sumó su voz a los pedidos de reforma de la Ley de Juegos de Azar de 2005, al citar cambios en la tecnología que "no pudieron haberse previsto cuando la ley que respaldó ese marco regulatorio se elaboró por primera vez".

El informe también propone un marco más estricto de sanciones disponibles para el ente regulador, la Comisión de Juegos de Azar del Reino Unido, la cual admitió que no recibe fondos suficientes y ha sido criticada en dos informes parlamentarios.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades