Bill Miller impulsó la normativa frente a la Comisión Judicial del Senado

El CEO de la AGA pidió al Congreso que derogue los impuestos especiales sobre apuestas deportivas

“Debemos trabajar juntos para seguir luchando contra el extendido mercado ilegal, y apoyar a los reguladores experimentados cuyo control protege los intereses y la integridad de todos los involucrados”, dijo el presidente y CEO de la AGA.
27-07-2020
Estados Unidos
Tiempo de lectura 2:06 min
El miércoles también alentó a los legisladores a que consideren aumentar el máximo de la multa por fraude deportivo. El presidente de la Asociación Americana de Juego dijo que la única manera de proteger a los atletas y a la competencia de la corrupción es por medio de legislación, que debe ser encabezada por los más de 4.000 reguladores estatales y de tribus de todo el país.

El presidente y CEO de la Asociación Americana de Juego (AGA, por sus siglas en inglés), Bill Miller, declaró ante la Comisión Judicial de Senado en una audiencia sobre la “Protección de la Integridad del Atletismo Universitario”, enfocada en cómo el mercado de apuestas deportivas legal y regulado asegura la integridad en el juego y las apuestas, protege a los atletas profesionales y amateurs, y ayuda a detectar apuestas y actividades ilegales.

“La protección de la competencia justa es un interés central de todo el sector de apuestas deportivas”, declaró Miller. “La prohibición de las apuestas deportivas a nivel federal fue un error que no debemos reproducir. Por el contrario, debemos trabajar juntos para seguir luchando contra el extendido mercado ilegal, y apoyar a los reguladores experimentados cuyo control protege los intereses y la integridad de todos los involucrados”.

En su declaración, Miller reiteró que la única forma de proteger a los atletas y a la competencia de la corrupción es por medio de legislación. “Nadie tiene más interés en evitar los escándalos que los operadores legales de juego. De hecho, las casas de apuestas autorizadas de Nevada siempre han sido las primeras en descubrir el fraude deportivo, identificar patrones de apuestas irregulares, y alertar a los reguladores”, dijo.

Miller alentó a los legisladores a que consideren aumentar el máximo de la multa por fraude deportivo y a derogar los impuestos especiales federales a las apuestas deportivas, ya que generan una desventaja para las casas de apuestas legales.

En una nota personal sobre la industria del juego, Miller escribió que se enfocó en “el fracaso de la prohibición de apuestas deportivas durante 25 años (conocida como PASPA); los peligros del extendido y dañino mercado ilegal; y en las protecciones para todo el sistema que solo existen dentro de los mercados legales y regulados. Los estadounidenses hace tiempo están interesados en las apuestas deportivas, desde antes de la invalidación de PASPA, y aproveché la audiencia de hoy para reforzar la responsabilidad compartida de todos los actores del sector de apuestas deportivas por rectificar la situación”.

“Algo importante fue que advertí a los miembros de la comisión que la regulación de las apuestas deportivas debe ser encabezada por los más de 4.000 reguladores estatales y de tribus de todo el país. El gobierno nacional puede ser un socio importante en la lucha contra el mercado ilegal, lo que puede favorecer a los operadores que juegan acorde a las reglas”, agregó Miller.

Según una investigación de la AGA, el 74% de los apostadores estadounidenses dicen que es importante apostar solo a través de proveedores legales. Desde que la Corte Suprema declaró inconstitucional a la Ley de Protección del Deporte Amateur y Profesional (PASPA) en mayo de 2018, 22 estados y el Distrito de Columbia han autorizado las apuestas deportivas.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS