Edición Latinoamérica
29 de Noviembre de 2020

En respuesta a las medidas señaladas por la entidad en relación a la renovación de licencias

La Asociación Chilena de Casinos de Juego considera que la SCJ "no respeta la ley y vulnera el marco jurídico"

La Asociación Chilena de Casinos de Juego considera que la SCJ
"En lo que es una decisión incomprensible y perjudicial para Chile, la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) impuso un procedimiento de licitación de casinos que no respeta la ley", aseguran desde la entidad.
Chile | 06/07/2020

El fin de semana, las autoridades de la Asociación Chilena de Casinos de Juego comunicaron su mensaje en medios nacionales bajo el lema “Con la ley no se juega”, en el que consideran que “la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) impuso un procedimiento de licitación de casinos que no respeta la ley, vulnera el marco jurídico y cambia unilateralmente las reglas del juego”.

“Hace más de una década recibimos una seria y atractiva invitación del Estado de Chile para invertir en una incipiente industria de casinos. No tuvimos dudas en ese momento, aceptamos el desafío y decidimos invertir en el sector, lo que generó un impacto positivo en el crecimiento de un país de larga tradición de respeto a las reglas del juego”, señalan desde la entidad en una comunicación puesta online el fin de semana, y que anticipa Yogonet Gaming News.

“La promesa de Chile que nos cautivó entonces fue una licitación que daba un horizonte para operar casinos por 15 años, con una posibilidad cierta de renovar por otros 15 años si se generaban proyectos de alto impacto e importantes inversiones en las regiones del país”, agregan.

“Como respuesta a esa invitación, invertimos US$ 1.400 millones en proyectos de excelencia que incluyeron no sólo casinos, sino también hoteles, restaurantes y una amplia infraestructura turística. Este círculo virtuoso generó un impulso sin precedentes en las comunidades en las que nos insertamos”.

Estamos orgullosos de lo que hemos logrado como industria durante estos años. Sin embargo, en lo que es una decisión incomprensible y perjudicial para Chile, la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) impuso un procedimiento de licitación de casinos que no respeta la ley, vulnera el marco jurídico y cambia unilateralmente las reglas del juego”, aseguran desde la entidad.

“Tanto la Ley del 2005 (19.995), que regía al momento en que se realizaron las adjudicaciones y bajo la cual decidimos invertir, como la de 2015 (Ley 20.856) confirman las condiciones en que se deben relicitar las licencias de operación. De hecho, el inciso quinto del artículo 3º transitorio de la Ley 19.995, introducido por la ley 20.856 de 2015 -la cual incluyó a los casinos municipales y consideró un sistema de adjudicación basado en la contribución al municipio respectivo-, señala literalmente: ‘Los permisos de operación otorgados con anterioridad a la modificación de la presente ley se regirán por las normas vigentes al tiempo de su otorgamiento, salvo que las normas posteriores impliquen mejores condiciones para su operación’”.

La ley es clara y no da espacio a interpretación alguna, sólo cabe respetarla. Con la decisión de la Superintendencia de Casinos de Juego se vulnera no sólo la legislación vigente, sino también los derechos de todos los operadores de la industria, y se pone en entredicho la larga tradición de seriedad y credibilidad que ha tenido el país frente a los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros”, enfatizaron.

“Creemos en Chile, en su gente y en sus instituciones. Es por eso que pedimos a la autoridad actuar responsablemente y comprender el negativo impacto que este cambio en las reglas del juego significa para la industria y para el país. El no respeto a las leyes es un camino sin retorno que daña profundamente no sólo la inversión, sino también la democracia”, finaliza la comunicación.

Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.