El 29 de febrero será el último día de Javier Cha como director general de Casinos de Uruguay

"Me voy con la tranquilidad y la gran satisfacción de haber servido al Estado uruguayo"

Javier Chá en la inauguración del Casino Río Branco, complejo que abrió en diciembre y que requirió una inversión de US$ 50 millones.
19-02-2020
Tiempo de lectura 1:40 min
Al hacer un balance de sus diez años de gestión, el funcionario asegura que deja una organización que es "por lejos" líder en la explotación comercial de juego.

Javier Cha asumió como director general de Casinos de Uruguay el 10 de marzo de 2010, durante la presidencia de Pepe Mujica y con Fernando Lorenzo como ministro de Economía. Los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, realizadas en noviembre de 2019, determinaron la salida del Frente Amplio del poder y la vuelta del Partido Nacional a la presidencia del país tras 30 años: Luis Alberto Lacalle Pou asumirá el 1 de marzo.

Desde la campaña electoral se sabe que Azucena Arbeleche sucederá a Danilo Astori en el Ministerio de Economía. Sin embargo, aún no hay una confirmación oficial sobre quiénes serán los nuevos funcionarios que responderán a esta cartera, aunque el diario El País menciona a Alejandro Draper como director general de Casinos y a Ricardo Berois como director de Loterías y Quinielas.

Por el cambio de signo político en el Gobierno, el 29 de febrero será el último día de Javier Chá al frente de la Dirección General de Casinos. "Después de diez años, voy a tomarme un mes de vacaciones para poner algunos asuntos postergados en orden. Luego, voy a analizar las oportunidades y definiré el camino a seguir", informó Chá a Yogonet, aunque confirmó que su intención es dejar la función pública y retomar la actividad privada. 

Chá inició el año con un posteo en su cuenta oficial de LinkedIn que refleja el balance de tu gestión. Ante la consulta de Yogonet, reforzó estos datos diciendo: "Me voy con la tranquilidad y la gran satisfacción de haber servido al Estado uruguayo. En diez años de conducción, conseguimos el récord histórico de recaudación bruta y también el récord histórico de inversiones realizadas y de ganancias líquidas obtenidas. Convertimos a una organización primitiva y llena de precariedades, con 34 establecimientos, una oficina central y 1.150 funcionarios, en una organización que hoy es por lejos líder en la explotación comercial, en la calidad del material de juego que ofrece y en el nivel de modernidad de la tecnología aplicada a todos sus procesos fundamentales. En diez años, pasamos de ser la Cenicienta a ser un punto de referencia de la modernización de una empresa del Estado uruguayo".

Con respecto al futuro de la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas, oficialmente no está confirmada ni la continuidad ni el alejamiento de su actual director, Luis Gama.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS