Busca generar un marco regulatorio más restrictivo que sustituya la normativa de 1988

La Comunidad Valenciana presentó el anteproyecto de la nueva ley del juego

Vicent Soler, consejero de Hacienda y Modelo Económico; y Mónica Oltra, vicepresidenta y vocera del Gobierno valenciano.
28-10-2019
Tiempo de lectura 2:14 min
La nueva norma obligará a las casas de apuestas a establecer controles de acceso a pie de calle para impedir que menores y personas con problemas de ludopatía puedan acceder. Además, los titulares de la licencia de casino en Castellón, Alicante y Valencia dejarán de tener la exclusividad en el ámbito provincial.

El consejero de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; y la vicepresidenta y vocera del Gobierno valenciano, Mónica Oltra; presentaron el viernes el anteproyecto de la ley de juego. El trámite parlamentario abordará la distancia de los salones entre ellos y respecto a centros escolares o de salud , informó La Vanguardia

En línea con la última medida adoptada por el Ayuntamiento de Barcelona, la Comunidad Valenciana busca alejar a los menores y personas con problemas de ludopatía de las casas de apuestas. Este es uno de los principales objetivos del anteproyecto de la nueva ley del juego que fue presentado por el ejecutivo valenciano.

La nueva ley del juego valenciana sustituirá a la de 1988 y, de aprobarse tal cual fue concebida, la nueva norma obligará a estos locales a establecer controles de acceso a pie de calle para impedir que menores y personas con problemas de ludopatía puedan acceder, como ocurre actualmente en los casinos.

Además, se propone que se incremente el monto de las multas por incumplimiento: de 3.000 euros  a 6.000 euros. El acceso de menores y de quienes estén inscritos en el Registro de Personas Excluidas de Acceso al Juego pasa de "grave" a "muy grave", y podrá suponer la suspensión de la autorización y cierre del local por un plazo de hasta cinco años, revocación de la autorización y cierre definitivo del local e inhabilitación para ser titular de autorización por un plazo máximo de cinco años.

El anteproyecto iniciará ahora su trámite parlamentario en las Cortes Valencianas, pero los grupos políticos que apoyan al ejecutivo PSPV, Compromís y Podem ya anunciaron que quieren una tramitación de urgencia. La norma actual establece una distancia de 700 metros entre salones, pero Podemos ya anticipó que popondrá que la distancia sea muy superior, especialmente respecto de los lugares donde se realizan actividades con menores.

Desde la entrada en vigor de la ley, los locales de apuestas de la Comunidad Valenciana tendrán un plazo de tres meses para adaptar sus instalaciones.

La legislación vigente hasta ahora permite que los titulares de un casino puedan abrir hasta siete salas apéndice y, además, para la convocatoria de nuevos concursos de apertura de casinos se exige que los actuales titulares agoten su posibilidad máxima de apertura de salas apéndice en un plazo de dos años desde que la Administración se los requiera. Esta fórmula impide la entrada de nuevos titulares de casinos durante al menos 14 años.

Con el objetivo de poner fin a "situaciones injustificadas de monopolio en el sector de los casinos", con la nueva regulación, los titulares de la licencia de casino en Castellón, Alicante y Valencia dejarán de tener la exclusividad en el ámbito provincial. Ahora, cuando la administración lo considere oportuno, podrá abrirse convocatoria de concurso para la concesión de nuevas licencias de casinos. Los titulares de un casino podrán abrir hasta dos salas apéndices en su provincia y desaparece cualquier límite o exigencia para la convocatoria de nuevos concursos de parte de la Administración.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS