Edición Latinoamérica
21 de Mayo de 2019

La Legislatura sancionó anoche el proyecto del Poder Ejecutivo

La Ciudad de Buenos Aires aprobó la reglamentación de los juegos online y las apuestas deportivas

La Ciudad de Buenos Aires aprobó la reglamentación de los juegos online y las apuestas deportivas
La última sesión del año de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires fue el marco propicio para la aprobación de la regulación del juego online y las apuestas deportivas, en un proyecto muy similar al que aprobó recientemente la Provincia.
Argentina | 14/12/2018

El bloque oficialista aprobó este jueves el Convenio Marco firmado por el Gobierno porteño y el de la provincia de Buenos Aires, que prevé destinar los recursos a fines sociales. También se convirtió en ley la resolución de LOTBA que regula por primera vez "los juegos en línea de azar y/o destreza; apuestas deportivas; apuestas de juegos virtuales y apuestas de eventos no deportivos" mediante cualquier soporte. No podrán apostar deportistas, empresarios o accionistas vinculados a los eventos.

L

a Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó este jueves el Convenio Marco que firmaron el Gobierno porteño y el de la provincia de Buenos Aires para regular los juegos online, establecer un marco legal a la actividad y obtener beneficios económicos para financiar programas sociales.

La ley obtuvo 34 votos a favor del oficialismo y 22 en contra de bloques opositores que plantearon su resistencia por los perjuicios que puede tener la actividad. Una medida similar, que muchos analistas consideran espejo de la medida aprobada ayer por la Ciudad de Buenos Aires, ya había sido sancionada por la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, impulsada por la gobernadora María Eugenia Vidal. En este caso, la iniciativa fue enviada a la Legislatura por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. 

Ambas jurisdicciones se comprometen a “promover, estimular y desarrollar por todos los medios” el juego saludable y responsable, y a combatir el juego no oficial en todas sus manifestaciones. Además, los recursos económicos provenientes de la comercialización de los juegos deben destinarse al financiamiento de políticas, planes y programas orientados a la promoción y el desarrollo social.

La Legislatura también aprobó ayer una resolución del directorio de Lotería de Buenos Aires (LOTBA SE), la Sociedad del Estado que tiene a su cargo la autorización, organización, explotación, recaudación, administración y control de los juegos de azar, destreza y apuestas mutuas.

Esta resolución crea los juegos en línea de azar y/o destreza; apuestas deportivas; apuestas de juegos virtuales y apuestas de eventos no deportivos realizados mediante la utilización de máquinas, instrumentos o soportes, de cualquier tipo o tecnología como apuestas deportivas en línea, tragamonedas en línea, ruleta en línea, juegos de carta (poker, blackjack, punto y banca) y juegos de lotería.

Según explicaron funcionarios del Ejecutivo ante la Legislatura, se detectaron cerca de 1.000 sitios de Internet que comercializan juegos de azar de manera clandestina, por lo cual se impulsó la normativa a fin que el Estado pueda regularizar las apuestas y proteger "los derechos de menores, consumidores y usuarios, así como también prevenir el lavado de activos".

A partir de ahora, Lotería de la Ciudad quedó habilitada para llamar a una licitación y otorgar permisos para que empresas privadas puedan explotar el juego online. La cantidad de licencias se irá determinando de acuerdo a los interesados que se postulen. Se estima que los principales protagonistas del mercado en otros países podrían participar, al igual que firmas locales. La carga impositiva incluiría un 6% de Ingresos Brutos, y luego otro tributo hasta llegar a un máximo del 25% de la facturación total. El Estado local espera recaudar 500 millones de pesos (unos 13,5 millones de dólares).

En el documento también se aclara que no podrán ser apostadores de los juegos en línea:

- Los deportistas, entrenadores u otros participantes directos en el acontecimiento o actividad deportiva sobre la que se realiza la apuesta.

-
Los directivos de las entidades deportivas participantes u organizadoras respecto del acontecimiento o actividad deportiva sobre la que se realiza la apuesta.

-
Los jueces o árbitros que ejerzan sus funciones en el acontecimiento o actividad deportiva sobre la que se realiza la apuesta, así como las personas que resuelvan los recursos contra las decisiones de aquellos.

-
Los accionistas, propietarios, partícipes o titulares significativos del operador de juego, su personal directivo y empleados directamente involucrados en el desarrollo de los juegos, así como sus cónyuges o personas con las que convivan, ascendientes y descendientes en primer grado, en los juegos que gestionen o exploten los primeros, con independencia de que la participación en los juegos, por parte de cualquiera de los anteriores, se produzca de manera directa o indirecta, a través de terceras personas humanas o jurídicas.

Se establece además que, a través de la reglamentación, se definirán las condiciones y modalidades a fin de que los usuarios y consumidores de los juegos online cuenten con un adecuado sistema que les permita autolimitar su gasto.

Según fuentes gubernamentales citadas por el diario El Cronista, en el registro controlado por LOTBA, los apostadores autorizados deberán inscribir la tarjeta de crédito con la que realizan los pagos y de donde se retendrán los futuros impuestos. De esta forma, buscan evitar la participación de menores de edad, ludópatas o personas allegadas a los funcionarios o intervinientes en los espectáculos deportivos.

Como parte del convenio también se creó una Comisión de Coordinación interjurisdiccional que tendrá, entre otras, las siguientes funciones: elaborar pautas y coordinar los procesos de implementación de las nuevas modalidades y plataformas de juegos online o a través de medios electrónicos, informáticos, telemáticos e interactivos; el conocimiento de los títulos habilitantes otorgados por cada jurisdicción, para el desarrollo de los juegos bajo la modalidad prevista en el acuerdo.

Además, deberá verificar la homologación de las tecnologías y sistemas adoptados; elaborar nuevas acciones destinadas al desarrollo de políticas de juego responsable y prevención de comportamientos adictivos; verificar que los esquemas normativos propuestos por cada jurisdicción prevean un régimen de sanciones ante faltas o infracciones, el que deberá contener las penalidades para esas conductas; verificar y controlar la habilitación en materia de publicidad, propaganda, promoción o patrocinio de juegos en línea o a través de medios electrónicos informáticos, telemáticos e interactivos.

En el convenio se explica que "en los últimos años se viene registrando un cambio sustancial en el desarrollo de actividades lúdicas, juegos de apuestas, modalidades de entretenimiento y formatos vinculados a la industria del azar, producto de la penetración creciente de los denominados juegos online".

Y se afirma que "la propagación de los juegos mediante celulares o tablets, favorecidos por esquemas cada vez más potentes y autónomos de conectividad, han transformado los sistemas de comercialización, explotación y al mismo tiempo obligan a redefinir las acciones públicas para su regulación y fiscalización".

Por su parte, la legisladora de la oposición, Inés Gorbea (del bloque Evolución) afirmó que la ley refleja "una clara política recaudatoria del Gobierno porteño". y sostuvo que "va a perjudicar a los ciudadanos de la Ciudad, por eso nos resulta inadmisible acompañarla".

El diputado Gabriel Solano, del Partido Obrero, calificó de "daño enorme a la ciudadanía" a la regularización del juego online; mientras que la legisladora kirchnerista Paula Penacca dijo que "es un proyecto nefasto" que va a "terminar con un aumento de casos de ludopatía".

El proyecto de legalización de las apuestas por internet fue aprobado en la última sesión del año de la Legislatura porteña. Frente a las críticas de la Iglesia y la oposición por la nueva regulación, desde la Ciudad explicaron que la aprobación de los juegos de azar, destreza y apuestas a través de plataformas digitales y la consecuente percepción de ingresos, según estipula el artículo 50 de la Constitución de la ciudad de Buenos Aires, se destinará a la asistencia y al desarrollo social.

En ese sentido, el Gobierno porteño aprobó a fines de noviembre gravar todos los premios o créditos de máquinas tragamonedas de juegos de azar (slots) con el 2% y destinar esa recaudación a un Fondo de Integración y Desarrollo Social. Por esta vía, el Ejecutivo aspira a obtener el próximo año otros $ 1.500 millones, que aliviarán la menor transferencia de recursos de Nación.

Deje un comentario