Edición Latinoamérica
29 de Octubre de 2020

Quienes están a favor aseguran que la ilegalidad se combate con regulación

La legalización del juego divide opiniones entre los senadores de Brasil

La legalización del juego divide opiniones entre los senadores de Brasil
"No puedo entender que asuste la legalización", expresó Benedito de Lira, en marzo cuando el proyecto fue rechazado por la Comisión de Constitución y Justicia.
Brasil | 23/08/2018

Pese al rechazo de una de las comisiones, el proyecto que propone la regulación de la actividad aún puede ser tratado por el pleno del Senado, si previamente se resuelven los requerimientos de dos senadores. Sin embargo, es poco probable que una iniciativa de estas características sea tratada en un año electoral.

E

l PLS 186/2014 del senador Ciro Nogueira (PP-PI) autoriza la explotación de juegos de azar, online o presenciales, en todo Brasil. Con los cambios propuestos por el senador Benedito de Lira (PP-AL), la propuesta contempla la reglamentación del jogo do bicho, el video bingo y las tragamonedas, los bingos, casinos resort, apuestas deportivas y no deportivas y del juego online.

La Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) rechazó el proyecto en marzo. Sin embargo, éste aún puede ser tratado por el pleno, si previamente se resuelven los requerimientos de los senadores Fernando Bezerra Coelho (MDB-PE) y Wellington Fagundes (PR-MT), aunque cabe mencionar que es poco probable que el Senado trate este tema en un año electoral.

Bezerra Coelho (RQS 149/2018) solicita que se tramite en conjunto el proyecto PLS 595/2015, que prevé la promoción del ecoturismo. Por su parte, el senador Fagundes pretende que el PLS 186/2014 sea analizado por la Comisión de Desarrollo Regional y Turismo (CDR).

La propuesta para legalizar el juego había sido aprobada por la Comisión Especial de Desarrollo Nacional (CEDN). Pero hubo una solicitud para que fuera votada también en la en la CCJ, donde la mayoría de los senadores la rechazó.

Randolfe Rodrigues (Red-AP) sostuvo que el proyecto era muy permisivo, amplio y no preveía un mecanismo de control por parte del Estado. "Su aprobación liberará la explotación de los juegos de azar sin que ninguna autoridad gubernamental controle esa actividad, fomentando así prácticas criminales", argumentó. Agregó que la legalización tendría un impacto "nefasto" en el jugador y su entorno familiar y que no generaría una mayor recaudación impositiva ni fomentaría el turismo en Brasil.

En esta misma línea, el senador Magno Malta (PR-ES) indicó: "No hay motivos ni argumentos que demuestren que legalizar la explotación de los juegos de azar en Brasil es una decisión acertada. El proyecto vende la imagen falsa de salvación. Supuestamente, se generarían empleos y unos 15.000 millones de reales (USD 3.697.140.000) ingresarían a las arcas públicas al año. Pero este número es ficticio, irreal".

En respuesta, Benedito de Lira sostuvo que establecer un marco regulatorio ayudaría a enfrentar los problemas que genera la clandestinidad: "Transparentar la actividad ayudará a combatir el lavado de activos. También posibilitará que se brinde atención a los adictos, que en la clandestinidad no tienen opción alguna". 

Ciro Nogueira argumentó que pretenden instalar una "cortina de humo" que oculte que el juego ya es una realidad: "Brasil es uno de los países donde más se juega en el mundo. El mercado clandestino mueve unos USD 20.000 millones al año".

Con información de Agência Senado
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.