La patronal de administradores pide destinar los beneficios de SELAE a las pensiones

Asumen nuevas autoridades en la agrupación de loterías de España

"Tiene sentido reclamar que la venta de lotería se destine a las pensiones, y que quien invierte en juego público sepa a qué va dirigido su dinero", sostuvo Josep Manuel Iborra, nuevo presidente de Anapal.
03-04-2018
Tiempo de lectura 1:44 min
El valenciano Josep Manuel Iborra fue electo presidente de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Loterías (Anapal), que agrupa las administraciones dedicadas a la venta de Loterías y Apuestas del Estado. La nueva directiva propone que los beneficios de las ventas de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae) se destinen al fondo de reserva de las pensiones.

Iborra comenzó su mandato renovando la Junta Directiva de la Agrupación y trasladando su sede social de Madrid a Valencia, según un comunicado de la entidad publicado hoy tras la asamblea anual donde se tomaron esas decisiones, celebrada el mes pasado en Madrid.

Anapal señala que de acuerdo con los datos de 2016, el último ejercicio disponible, los beneficios de las ventas de la Selae superan los 1.500 millones de euros, a los que se suman los más de 640 millones destinados a impuestos, por lo cual se reclama que tengan un "destino finalista" derivándose a "la hucha (reserva previsional) de las pensiones", según informó el diario local La Vanguardia.

"En un momento como este, en el que la estabilidad del fondo de las pensiones es una de las principales preocupaciones de nuestro país, pensamos que tiene sentido reclamar que la venta de lotería sea destinada a este fin, y que cada persona que invierte en juego público sepa a qué va dirigido su dinero", explicó Iborra.

Anapal es el principal representante de los administradores de lotería, un mercado que emplea a unas 15.000 personas en toda España y que factura más de 8.800 millones de euros cada año, según datos oficiales.

Los objetivos de la nueva Junta apuntan a seguir defendiendo los derechos de los trabajadores repartidos en las más de 4.200 administraciones existentes, mejorando los sistemas internos de gestión de la Selae, mostrándose más abiertos al colectivo, y generando un nuevo sentido a los beneficios de sus ventas.

Desde Anapal también se hace hincapié en el impuesto del 20% con el que se gravan los premios de más de 2.500 euros y que, según ellos, tuvo un efecto directo en el descenso de la venta de lotería y, por lo tanto, en los ingresos dedicados a las arcas públicas.

Su propuesta es que este gravamen se elimine o que se eleve el importe mínimo del premio a partir del que se cobra. En caso de que este impuesto no sea eliminado, se propone que esta cantidad también se destine en su totalidad a la reserva de las pensiones.

"La venta de la lotería repercute positivamente en las cuentas del Estado, mantener medidas como esta que perjudican a los administradores y compradores carece de sentido", concluyó Iborra.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS