Edición Latinoamérica
05 de Agosto de 2020

La firma licenciataria exige US$ 2.250 millones

El grupo BML de Bahamas denunció un fraude en la construcción del resort Bahamar

El grupo BML de Bahamas denunció un fraude en la construcción del resort Bahamar
BML afirma que CCA presentó cientos de millones de dólares en facturas falsas, no le proporcionó suficiente personal al proyecto y lo utilizó como campo de entrenamiento para trabajadores inexpertos.
Bahamas | 04/01/2018

La empresa China Construction America (CCA) fue acusada en una demanda presentada por BML, por presentar facturas fraudulentas y cobrar tarifas inmerecidas al desarrollador original del retrasado complejo Baha Mar, valuado en 3.900 millones de dólares.

B

ML Properties Ltd., liderado por el empresario de Bahamas Sarkis Izmirlian, demandó el martes a CCA alegando que el contratista chino realizó un "fraude masivo", para enriquecerse a expensas de BML, lo que llevó al colapso del proyecto en 2015.

Los retrasos en el la construcción del complejo más grande y más caro por construirse en el Caribe fueron un lastre para la economía de las Bahamas en los últimos años. BML afirma que CCA presentó cientos de millones de dólares en facturas falsas, no le proporcionó suficiente personal al proyecto y lo utilizó como campo de entrenamiento para trabajadores inexpertos.

CCA sabía que no podría cumplir con la fecha límite prevista de diciembre de 2014 para abrir el complejo, pero creó la apariencia de que lo haría, para permanecer en el proyecto y cobrar tarifas inmerecidas, según afirma BML.

BML exige ahora US$ 2.250 millones en daños y perjuicios, y los medios locales adelantaron que la firma CCA no respondió a los mensajes telefónicos ni a un correo electrónico que buscaba comentarios sobre la demanda.

Fue en 2005 cuando el gobierno de las Bahamas otorgó al desarrollador BML Properties la licencia para construir un casino resort. La firma inmobiliaria es propiedad del empresario armenio Sarkis Izmirlian, quien es conocido por ser el hijo del propietario de una empresa de cultivo de maní con sede en Suiza. BML Properties eventualmente terminó asumiendo inversiones de emergencia de China Construction America y Export-Import Bank of China.

Se esperaba que Baha Mar, ubicada no lejos de la capital de las Bahamas, representara el 12% del producto interior bruto de las Bahamas. La propiedad fue construida para ofrecer 2.200 habitaciones de hotel, 40 restaurantes y salones, un centro de convenciones, un campo de golf diseñado por Jack Nicklaus, tiendas y “el casino más grande del Caribe”, de acuerdo con el sitio web oficial del complejo.

Sin embargo, la propiedad se declaró en bancarrota en 2015 sin cumplir su fecha límite de apertura. Como resultado, S&P Global rebajó la calificación soberana de Bahamas. El resort Baha Mar finalmente abrió sus puertas en la primavera de 2017, después de ser adquirido por la empresa Chow Tai Fook Enterprise, que cotiza en Hong Kong.

BML solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 en Delaware en 2015. Un juez de bancarrota de los Estados Unidos desestimó el caso a favor de un tribunal de las Bahamas. 

Yogonet.com
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.