Argentina

La Justicia allanó las instalaciones del Hipódromo de Palermo y el Casino Flotante de Buenos Aires

El juez en lo penal económico Juan Galván Greenway allanó ayer el Hipódromo y el Casino de Puerto Madero, para secuestrar documentación vinculada con apostadores y supuestas maniobras de lavado de dinero y evasión impositiva.
23-06-2017
Tiempo de lectura 1:54 min
El juez en lo penal económico Juan Galván Greenway allanó ayer el Hipódromo y el Casino de Puerto Madero, para secuestrar documentación vinculada con apostadores y supuestas maniobras de lavado de dinero y evasión impositiva.

En la tarde de ayer, apostadores y turistas se vieron sorprendidos cuando irrumpieron en ambas salas de juego integrantes del departamento de Cibercrimen de la Policía de la Ciudad, efectivos de la Policía Federal y de la Gendarmería, e inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El doble operativo que se realizó en simultáneo fue ordenado por el juez Penal Económico N°7 Juan Galván Greenway, quien investiga la posible comisión de varios delitos, entre ellos lavado de dinero y evasión. La denuncia que originó la causa, presentada por un particular y respaldada por la AFIP, indica que ambas casas de juego pagarían premios inexistentes o "inflados" en cuentas corrientes de personas que nunca apostaron. Con estas maniobras, el perjuicio al Estado ascendería a unos dos millones de dólares, calculan fuentes de la investigación.

Los allanamientos habían sido requeridos por el fiscal de la causa, Emilio Gueberoff, con el objetivo de incautar documentación y otros datos que permitirán realizar un informe para investigar la posible comisión de los delitos imputados.

El caso nació por la denuncia anónima de un hombre al que le apareció en su cuenta bancaria dinero como ganado por una apuesta pero nunca había jugado, dijeron voceros. La Afip investigó y “encontró decenas de casos similares”, indicaron fuentes allegadas a la investigación.

En otros casos -añadieron-, pagaban “valores más altos de los que la persona había ganado, con la eventual connivencia del presunto ganador, como una forma de lavar dinero y evadir impuestos”. Aunque algunos estimaron una maniobra por unos 30 millones de pesos, las fuentes consultadas especulaban con que la cifra podría llegar a 50 millones de pesos.

Los operadores de las salas dejaron trascender que los pagos de premios se realizaron “como corresponde”, y deslindaron las supuestas maniobras de lavado o evasión en “los jugadores”. El Hipódromo Argentino de Palermo dio un comunicado en el que informó que “durante la mañana de hoy (por ayer), se realizaron allanamientos en las salas del Hipódromo. El Juez Galván Greenway lleva adelante una causa caratulada ‘N.N. sobre averiguación de delito’, en la que se solicita información sobre apostadores que habiendo realizado apuestas hayan recibido premios durante los años 2013 a 2015”.

El Grupo de Acción Financiero Internacional (GAFI) tiene normas muy específica para las casas de apuestas. Entre otras cosas, exige que los jugadores deben tener un tratamiento similar a los clientes de un banco: deben ser identificados, comparar su historial de juego con sus antecedentes patrimoniales y comerciales, y reportarlos a la autoridad de aplicación en caso de sospecha de que se estuvieran cometiendo los delitos de lavado de dinero o financiación de terrorismo.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS