Edición Latinoamérica
27 de Octubre de 2020

Según representantes de la Asociación Brasileña de Casinos y Bingos

Brasil: “la despenalización de los juegos de azar está bajo peligro inminente”

Brasil: “la despenalización de los juegos de azar está bajo peligro inminente”
En una carta abierta, los abogados de Abrabincs, Fabio Ferreira Kujawski y Eduardo Franco De Abreu, señalan que la resolución del Tribunal de Justicia de Río Grande Do Sul pone en riesgo la legislación definitiva del sector, al permitir un “gris leg
Brasil | 13/03/2017

En una carta abierta, los abogados de Abrabincs, Fabio Ferreira Kujawski y Eduardo Franco De Abreu, señalan que la resolución del Tribunal de Justicia de Río Grande Do Sul pone en riesgo la legislación definitiva del sector, al permitir un “gris legal” para el funcionamiento de salas en el país.

D

e acuerdo a lo señalado por ambos abogados, “la regulación ordenada de la explotación de los juegos de azar en Brasil está bajo peligro inminente. El Tribunal de Justicia de Río Grande do Sul (TJRS) definió que la explotación de los juegos de azar hoy no constituye un delito penal, en razón de que la Constitución de 1988 no cuenta con un homologado artículo 50 de la Ley de las Infracciones Penales, que tipifica la conducta como criminal”.

Si bien el Tribunal Supremo Federal reconoció la definición del ministerio público gaucho contra una de estas decisiones del TJRS, hoy por hoy se maneja la suspensión “de todos los procesos penales contra los acusados por la explotación de los juegos en todo el país”. Este hecho ha llevado a algunos empresarios a entender que la actividad ha pasado a ser considerada legal, ya que no puede definírsela como “ilegal”, y comienzan a surgir algunos anuncios de grandes casas de apuestas, que serán inaugurados en un futuro próximo.

La pregunta que se hacen desde la Asociación es si al considerar que no están prohibidas, se puede admitir la legalidad de dichas actividades de azar.

Pero para la Asociación, “el asunto merece una profunda reflexión, si bien la Constitución asegura a la iniciativa privada: libertad empresarial, libre iniciativa y libre competencia. Todo recorte o limitación al ejercicio de una actividad económica debe estar fundado en ley”.

Por lo tanto si el artículo 50 no fue homologado por la Constitución, y -salvo por la explotación de loterías y eventualmente del juego del “Bicho”- no hay ley que impida la explotación de otras modalidades de juego (como bingos y casinos). La pregunta que se hacen desde la Asociación es si considerar que no están prohibidas, se puede admitir la legalidad de dichas actividades de azar.

“Es en ese mar de incertidumbres que se tramitan actualmente dos importantes proyectos de ley para crear un marco legal para el sector (PL 442/91 en Diputados, y PLS 186/2014 en el Senado). En caso de que el país pierda el control de los juegos de azar, con la proliferación de establecimientos creados en este ambiente de inseguridad jurídica, enfrentaremos diversos problemas”, aseguran.

“Estamos a punto de perder el control del sector y, con eso, una oportunidad única de traer al país inversores serios y agentes de mercado con experiencia, capaces de generar empleos y divisas". 

El primero de los problemas enumerados es la falta de control sobre cuáles empresas podrán dedicarse a la explotación de los juegos. Ambos proyectos imponen requisitos, tales como la ausencia de antecedentes penales de los socios y administradores, y certificación de capacidad financiera. Y un segundo aspecto es la falta de control estricto sobre la manipulación financiera de las empresas y los jugadores, con el peligro latente de experimentar maniobras de lavado de dinero. Además, los proyectos imponen reglas para vigilancia en tiempo real de toda actividad financiera ocurrida en dichos establecimientos.

“Un tercer aspecto es la pérdida de la capacidad del Estado en manejar ofertas y optimizar precios, en razón de la competencia de los locales autorizados con los no autorizados. Por último y no menos importante: el país sólo atraerá a los grandes operadores internacionales si se crea un sólido marco regulatorio, coherente, competitivo a nivel internacional y estable, y comprometido con que el Estado siga luchando contra el juego ilegal”.

“Estamos a punto de perder el control del sector y, con eso, una oportunidad única de traer al país inversores serios y agentes de mercado con experiencia, capaces de generar empleos y divisas. A los diputados y senadores sólo nos queda reiterar la necesidad de incluir en los proyectos de Ley en los aranceles de discusión, que se hagan los ajustes necesarios sobre la base de la mejor experiencia internacional y que sean sometidos a votación definitiva. No hay tiempo que perder”, finalizan en su llamado los abogados de Abrabincs.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook