México

Los casinos en Nuevo León rechazan el nuevo impuesto del 10% sobre sus ingresos

La Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA), presentó una contrapropuesta, en la que se sugiere que el impuesto sea del seis por ciento sobre los premios.
21-11-2016
Tiempo de lectura 2:04 min
La Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA), presentó una contrapropuesta, en la que se sugiere que el impuesto sea del seis por ciento sobre los premios.

De aprobarse la propuesta del Congreso de Nuevo León de gravar con 10% el ingreso de casinos al estado, afectaría a estos negocios que generan empleos, pagan impuestos y atraen turismo, aseguró el presidente de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA), Miguel Ángel Ochoa.

“La iniciativa consiste en cobrar el 10 por ciento de los ingresos a los casinos como impuesto y se ha calculado que de las 21 salas de juego con las que cuenta el estado, se generen 1.000 millones de pesos (USD 48 millones) durante 2017”, explicó.

Del total, explicó Ochoa, una tercera parte se emplearía para crear un fondo de seguridad pública y el restante se destinaría a los municipios donde se ubican los casinos. Ante este panorama, señaló Ochoa, la AIEJA presentó una contrapropuesta, en la que se sugiere que el impuesto sea del 6% sobre los premios.

“Porque la realidad es que un casino no sólo paga impuestos a nivel estatal y municipal sino también a la federación le paga un 30% de un impuesto especial conocido como el YET”, indicó.

“Adicionalmente se paga 2% de aprovechamiento a la Secretaría de Gobernación (Segob), que es la encargada de vigilar el funcionamiento de los casinos y además se pagan los demás impuestos que se dan por tener cualquier otro negocio”, agregó.
Es por ello, subrayó, que con este impuesto de 10% se rompería con el equilibrio de estos negocios, llevando incluso algunos a valorar su rentabilidad.

La preocupación de los empresarios, resaltó Ochoa, también los ha llevado a explicarle la situación actual a representes de las bancadas de los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI). “Se les explicó esta situación para buscar un diálogo, y mecanismos que nos afecten; a ellos les pareció bien y mostraron disponibilidad”, compartió.

Con estas acciones emprendidas de la AIEJA, se esperaría recibir una respuesta favorable en las próximas semanas, ya que está por llegar propuesta fiscal de Ley de Ingresos por parte del gobernador, en la ya tendría que venir incluido el impuesto sobre las ganancias de los casinos.

Asimismo, el presidente de la Asociación opinó que este gravamen sumado al incremento del dólar afectaría fuertemente a los casinos. “Con esto el 2017 sería un año muy difícil e incluso los dueños tendrían que evaluar la rentabilidad de sus salas, por eso creo que se tienen que mejor mecanismos para obtener mayor recaudación, pero no a causa de sangrar el atractivo que tiene un casino para un inversionista.

“Los casinos no nos negamos a pagar, pero queremos que entiendan que la economía es muy complicada y que en nuestro caso no se han incrementado el número de visitantes a las salas, por eso es importante que el gobierno nos escuche y encontremos alternativas de dialogo y solución antes de que el impuesto se apruebe”, concluyó.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS