Luego, Hard Rock, Melco y Grup Peralada dispondrán de 90 días para hacer sus propuestas

El nuevo BCN World se definirá en noviembre

El Centro Recreativo y Turístico (CRT) de Vila-seca y Salou quedará definido en noviembre con la aprobación definitiva del Plan Director Urbanístico (PDU), según las previsiones del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull.
13-09-2016
Estados Unidos
Tiempo de lectura 1:24 min
El Centro Recreativo y Turístico (CRT) de Vila-seca y Salou quedará definido en noviembre con la aprobación definitiva del Plan Director Urbanístico (PDU), según las previsiones del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull.

"Haremos todo lo posible y es nuestro compromiso", ha afirmado en una entrevista de Europa Press, en la que ha indicado que la Generalitat tendrá en cuenta las alegaciones y participación del mundo local, cuyo plazo de presentación concluirá este 27 de septiembre.

"A partir de ahí lo estudiamos y lo rehacemos, y en noviembre estamos en condiciones de hacer la aprobación provisional y definitiva, que son dos trámites que van muy juntos", ha expuesto.

Seguidamente, los tres operadores preseleccionados para optar al concurso de adjudicación de los casinos --Hard Rock, Melco y Grup Peralada-- dispondrán de los 90 días que solicitaron para hacer sus propuestas, tras lo que llegará la resolución definitiva del concurso.

Rull mantiene el objetivo del Govern de que las obras puedan empezar en verano de 2017 para un proyecto --ubicado junto a PortAventura World-- que prevé una inversión de entre 2.000 y 2.500 millones de euros y 10.000 empleos cuando esté en funcionamiento.

Los trabajos de urbanización tienen una duración estimada de 18 meses, de forma que se completarían en 2019, y el periodo de edificación contempla 48 meses en dos fases, aunque será el operador adjudicatario quien concretará este calendario y en qué momento abrir puertas.

El PDU que se encuentra actualmente en periodo de información pública incorpora alegaciones presentadas durante la primera tramitación, de forma que reduce el techo máximo respeto al PDU aprobado inicialmente en 2015 en un 25,5%, pasando de un millón de metros cuadrados a 745.000.

El espacio destinado al juego se reduce un 50% hasta 30.000 metros cuadrados y un máximo de dos casinos --el concurso inicial preveía hasta seis--, mientras que el techo hotelero disminuye un 29,2% hasta 425.000 metros cuadrados.

Asimismo, se mantiene el techo destinado a usos comerciales (50.000 metros cuadrados) y ocio (120.000), y se rebaja la altura máxima de los edificios de los 90 metros previstos inicialmente a los 75 metros.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS