Declaraciones de Lilia Merodio, senadora respecto a la nueva Ley de Casinos en México

“Será positiva la creación del Instituto Nacional de Juegos y Sorteos como órgano desconcentrado de la Segob”

20-04-2015
Tiempo de lectura 5:32 min
(Exclusivo Yogonet.com).- “Cuando el proyecto consensúe las diferencias entre las bancadas parlamentarias, se presentará un dictamen que, auguro, tendrá la aprobación de una mayoría importante de senadoras y senadores a favor de la nueva ley”, expresó Lilia Merodio respecto al texto que en este momento se encuentra en el Senado mexicano para su revisión.

La senadora chihuahuense, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para el período 2012-2018, analiza en esta entrevista concedida a Yogonet, la actualidad de la industria del juego en México y su potencial si efectivamente se sanciona una nueva Ley del Juego.

¿Cuál es su visión respecto a la industria de casinos y juegos de azar en México en la actualidad?
En un país líder en atracción de turismo a nivel mundial, que recibe cada año 20 millones de turistas que lo colocan a nivel global en 8º lugar en recepción de visitantes extranjeros. Sin duda, la industria de casinos y juegos de azar es una gran ventana de oportunidades para generar más fuentes de empleo y desarrollar la economía, tanto de zonas geográficamente no tan privilegiadas como para potencializar y diversificar las opciones de diversión en localidades de gran turismo.

Como en otros temas, demanda conocer y estudiar a fondo sus virtudes y desventajas con la finalidad de encontrar un punto óptimo que genere consensos sobre su operación en México. Ninguna autoridad puede desestimar el hecho de que para el 2020 se prevé haya más de mil 560 millones de llegadas de turistas a nuestro territorio en busca de diferentes pasatiempos, entre ellos los casinos.

A manera de ejemplo sobre la trascendencia de poner al día la legislación en la materia, hay que recordar los datos de la consultora internacional Price Water House & Coopers que reporta 1.8 millones de empleos generados en esta industria, cuyo constante crecimiento alcanzará los 10.000 millones de dólares.

En su opinión, ¿por qué México está demorando tanto en contar con una Ley de juego moderna? ¿Por qué se ha llegado a esta instancia?
Debe contextualizarse lo que significa “demora” para los operadores de los casinos, para los ciudadanos, para los turistas, para los legisladores, pues la percepción es diferente. Entiendo la preocupación de los empresarios del ramo por agilizar la vigencia de una nueva Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos, pero también es razonable el tiempo de las cámaras del Congreso de la Unión para analizar las reglas idóneas que brinden certeza y seguridad tanto a quienes prestan estos servicios como a sus clientes.

Para el Grupo Parlamentario del PRI de ninguna manera puede calificarse como dilación su aprobación, la agenda legislativa sancionada el 30 de enero de este año en Ocoyoacac, Estado de México, incluyó el tema en el 10º lugar de entre una veintena de prioridades.

¿Cuál es la situación de los casinos que operan en el Estado de Chihuahua?
Este no es un tema nuevo en mi Estado. Hay que recordar que el primer permiso en México para operar juegos de azar data de 1907, por lo que, a lo largo del siglo pasado se expandió la industria, particularmente, en los municipios fronterizos de Mexicali y Tijuana en Baja California y en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Diversas cámaras empresariales y asociaciones hoteleras se han manifestado a favor de otorgar permisos para operar más casinos en ciudades medias como Ciudad Juárez, Chihuahua.

Sin embargo, debe reflexionarse sobre la oportunidad que implicaría su establecimiento en zonas geográficas donde se ha deprimido la generación de empleos y la infraestructura no ha permitido el asentamiento de grandes grupos poblacionales.

Debe reflexionarse en torno al territorio sobre el que se construyó la capital de los casinos, Las Vegas en los Estados Unidos.

No había nada mas que desierto, pero en unas décadas se convirtió en fuente de bonanza para muchos norteamericanos y extranjeros ¿Por qué no sucedería lo mismo en México? Chihuahua, al igual que otros estados, podría generar polos de desarrollo a partir de esta industria.

Eso sí, los legisladores seremos responsables de emitir un marco jurídico que facilite al mismo tiempo, las inversiones pero que inhiba consecuencias negativas en la sociedad. Además, operar ilegalmente no es una opción. La PGR ha dado muestra de ello, llevando a cabo operativos, inclusive en municipios de Chihuahua.

El proyecto de Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos fue aprobado en diciembre por el pleno de la Cámara de Diputados. Ahora, debe ser tratado por el Senado. ¿Conoce el texto de la nueva Ley? ¿Cuáles considera que son los principales puntos?
Conozco la minuta recibida en el Senado de la República el 4 de diciembre de 2014 y turnada a las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda.

Una primera virtud de la minuta es la expedición de una nueva Ley que contextualiza la situación actual de la industria, pues la Ley Federal de Juegos y Sorteos data del 31 de diciembre de 1947, lógicamente, sin una visión que considerara estas actividades como factor favorecedor del crecimiento económico e impulsor del turismo.

Por otra parte, acotar las reglas y enlistar las prohibiciones que los permisionarios deberán de observar cierra oportunidades a las acciones de corrupción, por ejemplo, el acceso a personas menores de 21 años o, la obligación de los permisionarios para sustituir sus permisos actuales para operar varios establecimientos con un mismo documento; la nueva regla habilita un establecimiento por permiso.

Será positiva la creación del Instituto Nacional de Juegos y Sorteos como órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, para sustituir a la actual Dirección General de Juegos y Sorteos a fin de inhibir el circuito de tráfico de influencias y conflicto de interés registrados en el pasado.

La integración de inspectores especializados por casas de apuestas y otras actividades relacionadas favorecerá la objetividad de los informes de supervisión y sanciones.

En suma, hay avances muy valiosos hechos por la cámara colegisladora, pero no podemos ahondar en mayores temas por razón de espacio y porque en el Senado no hay un dictamen que refleje la pluralidad de visiones de las diferentes bancadas.

¿Cuándo estima que la Cámara tratará el proyecto?
Los tiempos de aprobación de una iniciativa de Ley no dependen de voluntades personales. La pluralidad de la integración de la Cámara de Senadores es una virtud de la democracia y representa un reto constante para generar acuerdos.

El tema está incluido en la agenda legislativa del PRI en el Senado, sin embargo, su aprobación requiere promover consensos con los demás grupos parlamentarios que mantienen dudas razonables.

Por una parte, se reconoce el valor del mercado mexicano de juegos y sorteos, casi 8.000 millones de pesos, así como los 50.000 empleos directos que genera; y por otra, están presentes los riesgos económicos, políticos y sociales que implica, como la claridad en el pago de impuestos del ramo; la posible colusión de intereses entre empresarios y servidores públicos involucrados con la expedición de permisos; la indeseada intervención ilícita de la industria en el financiamiento de campañas electorales, como ocurre en otras latitudes; o el daño causado a casi tres millones de mexicanos ludópatas.

Debe asegurarse que la nueva legislación contemple un enfoque de corresponsabilidad de los actores involucrados, especificando restricciones que incentiven la prevención del juego patológico.

Cuando el proyecto consensúe las diferencias entre las bancadas parlamentarias, se presentará un dictamen que, auguro, tendrá la aprobación de una mayoría importante de senadoras y senadores a favor de la nueva Ley.

¿Las elecciones demorarán o acelerarán este proceso?
De ninguna manera, el proceso electoral que se vive en México transita con sus propias reglas y autoridades competentes, que las fija el Instituto Nacional Electoral.

La aprobación de la legislación federal en México es materia de las cámaras del Congreso de la Unión, de acuerdo a lo dictado por la Constitución, ambas obedecen a la Ley Orgánica del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos y a sus Reglamentos respectivos.

Depende del trabajo serio y permanente de las comisiones dictaminadoras y desde luego, de la voluntad política de las fracciones parlamentarias para generar los acuerdos que permitan aprobar en el Pleno del Senado, la minuta que contiene la nueva Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos, por cierto, aprobada por la Cámara de Diputados el 2 de diciembre de 2014 con apenas el 59,4% -297 votos- de sus 500 integrantes.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS