Según Carlos Carrión, presidente del comité local de AGEM

“Un 15 por ciento de las máquinas de juego son ilegales en México”

13-01-2015
Tiempo de lectura 1 min
(México).- Aseguran que en los casinos mexicanos se incrementa el riesgo de que operen máquinas electrónicas con software pirata; porque, a diferencia de países como Estados Unidos, allí no existe una norma de certificación que controle la importación de equipo apócrifo.

Carlos Carrión, presidente del comité local de la Asociación de Fabricantes y Proveedores de Equipos de Juegos de Azar Electrónicos (AGEM, por sus siglas en inglés) estimó que un 15% de las 90.000 máquinas operan de manera irregular.

A diferencia de una máquina nueva, un equipo usado puede cotizarse hasta un 50% menos para beneficio del operador de un casino. El precio base de una máquina electrónica nueva ronda los 16.000 dólares.

"Es una competencia desleal que puede generar piratería, puede generar que a lo mejor venga una máquina que no cuenta con el software apropiado para México", advirtió Carrión.

Según los cálculos de la AGEM en México, las máquinas electrónicas generan al año alrededor de 1.600 millones de dólares y los fabricantes obtienen alrededor del 20% de ese dinero, es decir, 328 millones de dólares anuales.

Desde un error de sistema hasta incidentes en los créditos y premios de los jugadores son los problemas que pueden ocasionar las máquinas electrónicas que no acrediten sus estándares de calidad, advirtió Carrión.

Por ahora, los empresarios aguardan que el Senado ratifique la nueva Ley Federal, la cual contempla la homologación de equipo y la vigilancia de importación de equipo por parte del Instituto Nacional de Juegos y Sorteos.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS