Por operar con licencias ilegales

La Segob clausuró 24 casinos de Promotora Mexicana de Entretenimiento

05-11-2014
Tiempo de lectura 1:55 min
(México).- Los 24 casinos operados por Promotora Mexicana de Entretenimiento (Promexe), propiedad de Sergio Gil, fueron clausurados por Gobernación entre el 2013 y el 2014, por no contar con permisos, según se revela mediante información proporcionada por la Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS) de la Segob.

Además, la empresa Petolof, de la que Gil es apoderado, ha visto bloqueados por Gobernación sus intentos de abrir nuevos establecimientos en Nuevo León, donde actualmente tiene clausurados los casinos Red y Miravalle por el municipio de Monterrey.

En el Casino Red, Jonás Larrazabal, hermano del entonces Alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, fue grabado recibiendo fajos de billetes en agosto el 2011.

El casino denunció entonces que Jonás le pidió 1.5 millones de pesos a cambio de que el municipio lo dejara operar, pero los Larrazabal acusaron a Gil de tender una trampa para hacer el video cuando Jonás recibía el pago por unos quesos oaxaqueños.

Las casas de apuesta de Promexe en Nuevo León y otros nueve estados fueron cerrados entre 2013 y este año por Gobernación por no contar con autorización de la DGJS para operar como casinos.

De acuerdo con información de la dependencia, en Nuevo León fue cerrado el pasado 19 de febrero el casino Majestic Palace, que operaba en Cadereyta.

La DGJS informó previamente que, usando documentos apócrifos, Promexe pretendió ostentar autorizaciones o permisos de la dependencia para operar centros de apuesta.

Durante años, la empresa operó con licencia irregular expedida en 2004 por Manuel Ignacio Fierro Evans, ex director de la Unidad de Gobierno de la Segob.

El ex funcionario fue acusado el sexenio pasado de extender a casinos permisos fuera de la ley, bajo “criterios de excepción regulatoria”.

Fierro firmó el permiso a Promexe días antes de asumir el cargo, por lo que Segob determinó que es apócrifo y carece de validez.

Además, el Poder Judicial nunca legitimó la licencia en juicios entablados por Promexe y la empresa nunca figuró en la lista oficial de permisionarias de casinos de Gobernación.

En octubre del 2005 y entre acusaciones de corrupción, Gil dejó la titularidad de la Dirección de Comercio de Monterrey, durante la gestión del Alcalde priista Ricardo Canavati, que encabezó el municipio entre 2003 y 2006.

Entre las denuncias contra Gil estuvieron las de haber cobrado a título personal cheques expedidos por la Tesorería municipal por 41 millones de pesos para indemnizar a locatarios del antiguo Mercado Colón, que fue derribado. No se le sancionó por este caso.

Actualmente, Gil y su hijo Sergio de Jesús Gil Valdez aparecen como apoderados de Petolof, empresa que sí es reconocida por la Segob.

Sin embargo, a esta empresa, que tiene permiso de abrir hasta siete casinos más, le fue clausurado en el actual sexenio un casino en Sinaloa y tiene sólo uno en operación legalmente en Solidaridad, Quintana Roo.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS