Tras acusaciones cruzadas sobre la designación de González Roaro y otros funcionarios

El Congreso mexicano aprobó indagar la administración de la Lotería Nacional

08-07-2011
Tiempo de lectura 1:29 min
(México).- El Congreso mexicano aprobó solicitar a la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Procuraduría General de la República (PGR) que realicen las acciones necesarias para salvaguardar los recursos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), y se hagan las investigaciones correspondientes a la gestión de Miguel Ángel Yunes Linares. La revisión también será a la administración de la Lotería Nacional (Lotenal), al inicio del actual sexenio.

La decisión se basa en los resultados de las auditorías practicadas por la ASF al ISSSTE en el ejercicio fiscal de 2009, año en que Yunes Linares era titular. Con 32 votos a favor, el pleno avaló el punto de acuerdo presentado por diputados del PRI de Veracruz, misma entidad que vio nacer a Yunes.

El diputado del PRI por Veracruz, Antonio Benítez Lucho, presentó en tribuna la propuesta de auditar al ISSSTE. La petición se extendió a la Lotenal.

Esta medida se da tras una polémica protagonizada por Miguel Ángel Yunes Linares y Elba Esther Gordillo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y reconocida como una de las políticas más influyentes de México.

Yunes afirmó que la presidenta del sindicato magisterial le exigió en 2007 entregarle 20 millones de pesos (unos 1,7 millones de dólares) al mes para financiar actividades del Partido Nueva Alianza, grupo político de reciente creación y cuyo surgimiento es atribuido justamente a Gordillo.

Gordillo reconoció que tras las elecciones presidenciales de 2006 logró que gente cercana ocupara puestos en el Gobierno. Como consecuencia de las negociaciones llevadas a cabo, la dirigente propuso la designación de Benjamín González Roaro, actual Presidente de la Lotenal.

Yunes aseguró que se negó a darle el dinero, pero en 2009 Gordillo volvió a pedirle apoyo para el mismo partido. “Mea culpa, mea culpa”, dijo Gordillo sobre estos acuerdos. “Vino la sucesión y llegamos al acuerdo de ir con el presidente Calderón por la Presidencia, previos arreglos de orden político”, explicó. “Acepto y reconozco yo, Elba Esther Gordillo, que sí apoyé al licenciado Yunes, pero exijo que se aclare que no tuve nada que en los manejos del ISSSTE”, dijo.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS