Declaraciones en el marco del ciclo de conferencias EY! 2011 México

“Debemos diseñar una planta en la que sea fácil jugar, ése es nuestro objetivo primordial”

06-05-2011
Tiempo de lectura 3:57 min
(México, exclusivo Yogonet.com).- “La idea principal es generar clientes tradicionales a partir de los nuevos clientes que llegan a la sala. Y para ello, debemos ofrecer una sala atractiva a quienes ingresan por primera vez”. De esta forma, Luis Casamayor, director de Producto de Codere resume el concepto sobre el que giró la conferencia “Slots Managers: claves a la hora de diseñar el layout de máquinas”, llevada a cabo ayer como parte del ciclo de conferencias EY! 2011 Encuentro Yogonet México. También participaron José Miguel Esteban de R.Franco y Juan José Rivas del Grupo CIE.

Para José Miguel Esteban, Director de Marketing Corporativo de R. Franco y moderador de la charla, “a la hora de analizar el layout de una sala de juego, deberíamos definir a qué cliente nos dirigimos en nuestro casino y qué servicio deseamos ofrecerle. Una vez definido ello, debemos tener en cuenta que los clientes, fundamentalmente, no deberían sufrir ningún tipo de tiempos de espera ni demora alguna para jugar, y asegurarnos que su acceso a la sala y a cada juego sea lo más directa y satisfactoria posible”.

Coincidiendo con ello, Juan José Rivas, Director de Análisis y Tecnologías de Juego del Grupo CIE,  señaló: “A la hora de hablar de clientes, debemos analizar el servicio que le ofrecemos en nuestra sala. Es importante que la sala sea un espacio visible, reconocible y que el acceso a las diversas áreas sea cómo para el jugador, áreas como las cajas o diversos espacios deben ser claramente encontrados y el acceder a ellos una tarea sencilla, ya que ello genera una positiva experiencia al nuevo visitante”.

“La idea principal es generar clientes tradicionales a partir de los nuevos clientes que llegan a la sala. Y para ello, debemos ofrecer una sala atractiva a quienes ingresan por primera vez”, asegura Luis Casamayor, Director de Producto de Codere. “A la hora de entrar al casino, es importante ver acción y público -agregó el ejecutivo-, por lo que las máquinas baratas deberían ubicarse en lo posible adelante, de forma de contar con movimiento y una sensación de diversión ni bien se ingresa a la sala. Se busca diversión al llegar a un casino, y el movimiento genera ese tipo de sensaciones”.

“Las vías de acceso son importantes de cuidar también, para que el cliente rápidamente pueda sentirse cómodo y seguro dentro de tu sala de juego y quiera regresar, como también es importante contar con buenos servicios de bar y buffet o espectáculos atractivos, que permitan al jugador sentirse cuidado y cómodo en nuestra sala, y quiera regresar”, enfatiza el ejecutivo del Grupo Codere.

“Básicamente, debemos diseñar una planta en la que sea fácil jugar, ese es nuestro objetivo primordial a la hora de pensar una sala”, agrega Esteban, y Rivas aclara que “normalmente, las máquinas de menores apuestas están ubicadas en la entrada y una vez que uno va entrando, es donde se suelen colocar las máquinas de mayor denominación”.

“Al jugador de mayor denominación no le gusta ser muy visto, y quiere sentirse seguro a la hora de apostar, por lo que es bueno ofrecerle cierta privacidad o cuidado en este tipo de áreas, diferente a la acción o movimiento que queremos mostrar en el ingreso”, consideró Casamayor. “Es un espacio más cuidado en relación a la privacidad del jugador, y el tipo de apuestas que gusta llevar a cabo”.

Por su parte, José Miguel Esteban planteó una diferencia importante entre el “caos” que puede parecen una sala, y su diseño real. “La sala de juego parece muchas veces un caos, pero eso es sólo a los ojos del cliente, ya que para el operador estamos ante un caos estructurado, en el que debemos asegurarnos de contar con público y actividad en diversos sectores, ya que a nadie le gusta jugar dónde nadie más juega”.

A la hora de aplicar parte de estos conceptos en el mercado mexicano, Rivas consideró: “En los últimos años, hemos transformado en México salas de bingo en salas mixtas con máquinas, lo que no nos permitió diseñar libremente un layout confortable. Pero afortunadamente, en la medida en la que ha crecido nuestra actividad, contamos ahora con mayores posibilidades a la hora de ofrecer un mejor servicio al cliente y un diseño más profesional y cómodo a nuestros jugadores”.

Por último, se centró la charla en el tipo de máquinas a colocar. “A la hora de elegir máquinas, es importante tener en cuenta las fortalezas de cada uno de los proveedores disponibles, para que -a través de esas fortalezas- podamos generar espacios acordes a los gustos de los diferentes tipos de clientes que nos visitarán a diario. La diversidad de máquinas y de estilos de cada proveedor es una herramienta más para dividir nuestra sala, con espacios delimitados no sólo por un límite físico en nuestra arquitectura, sino también por el tipo de juego que se ofrece en cada sector”, argumentó Casamayor

“Cada vez el cliente demanda mayor complejidad, mayor número de líneas, más bonos, habilidad... Los fabricantes fueron siguiendo la complejidad que pide el cliente, y hoy si hablamos de máquinas, la apuesta es clara: el salto tecnológica ha sido brutal. Es claro hacia dónde va el mercado”, agregó el representante de Codere.

“La gente necesita un juego donde se sienta integrada, con una matemática atractiva. Los tres primeros minutos frente a una máquina determinan lo que busca el jugador. Una máquina en definitiva es un punto de venta, y en esos tres minutos nos lo estamos jugando todo. No hay segunda oportunidad con el jugador”, comentó José Miguel Esteban.

“Hoy, el apartado visual es importante, pero una vez que el cliente se sienta, entra en juego la matemática. Si te sientas en una máquina y ganas, para ti será la máquina ideal. Es el recuerdo de la satisfacción lo que prevalece”, consideró Rivas.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS