Declaraciones del presidente de la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos

Detectan en México 120 casinos ilegales

23-06-2010
Tiempo de lectura 1:58 min
(México).- Alfonso Pérez Lizaur, presidente de la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos (APJS), reveló que en México existen alrededor de 120 casinos ilegales, la mayoría localizados en las entidades que colindan con Estados Unidos.

Lizaur indicó que la ilegalidad de estos establecimientos radica en que se hacen pasar como casas de videojuego o "maquinitas" para obtener los permisos de las autoridades municipales, cuando en realidad tienen instaladas máquinas tragamonedas.

"Estas máquinas reciben y devuelven dinero en efectivo, cuando en todas las salas legales se utilizan fichas. Es una competencia ilegal y desleal porque no pagan impuestos y, en consecuencia, sus costos de operación son más bajos. Entonces, aunque tengan equipos obsoletos y malos, dan mejores premios. Además, cuando la Secretaría de Gobernación busca clausurarlos, ellos dicen que son máquinas de habilidad y destreza y no de juego, por lo que recurren al amparo y siguen funcionando", dijo.

El empresario indicó que las máquinas tragamonedas son el deshecho de los casinos norteamericanos, pero proliferaron en México a partir de 2005 por su costo reducido, facilidad de instalación y falta de una normatividad actualizada.

Detalló que nueve de cada diez casinos ilegales están en Sonora, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas, principalmente en ciudades como Monterrey, Torreón, Reynosa y Ciudad Juárez.

El titular de la APJS -organización que aglutina a cerca del 80 por ciento de los centros de juego autorizados de todo el país- sostuvo que "es muy posible" que estos establecimientos se dediquen a lavar dinero y tengan vínculos con grupos de narcotraficantes.

Apenas el mes pasado, el titular de la Unidad de Gobierno de la Segob, Juan Bosco, reconoció que se ha incrementado el número de casinos ilegales en México, muchos de ellos probablemente ligados al crimen organizado.

"Nos invadieron los equipos usados de Estados Unidos, llegando a México en forma descontrolada y a precios muy bajos; eso provocó que surgieran un sinnúmero de salas de juego piratas que rebasaron la capacidad de control de la Secretaría”, comentó.

"El Gobierno ya reconoce esta situación claramente, por eso está haciendo esfuerzos importantes por fiscalizarlos a través del SAT. El Gobierno está buscando que paguen IVA y el 30 por ciento de comisión que nos corresponde a todos los permisionarios", destacó.

Pérez Lizaur aseguró que la industria del juego ya rebasó a la Segob, en gran parte porque no se ha actualizado el Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos que entró en vigor en 2005 (Durante la presidencia de Vicente Fox).

"El crecimiento del juego ilegal le pega muy duro a la industria porque los ilegales no tienen que cumplir con muchos requisitos, y ni siquiera pagan impuestos. Este negocio vive de dar premios y si nosotros no se los damos, la gente no juega. En términos generales no le está yendo muy bien a la industria, la situación también es complicada por la carga fiscal es excesiva", concluyó.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS