Aseguran que son una puerta al lavado de dinero

ONG muestra su rechazo a una ley que favorezca la existencia de casinos en México

15-08-2008
Tiempo de lectura 1:53 min
(México).- La determinación de la Subcomisión de Juegos y Sorteos de la Cámara de Diputados por legislar a favor de una nueva ley que favorezca la existencia de casinos en México fue rechazada por la organización no gubernamental Di no a los casinos, aduciendo que dichas casas de juego son la puerta a la participación del crimen organizado en el lavado de dinero a través de la ludopatía.

Daniel Olivares, representante de esa organización social, adujo que las mafias de narcotraficantes y secuestradores utilizan de forma habitual las casas de juego instaladas en el país para limpiar sus ganancias ilícitas.

Y lo hacen a través de un ejército de testaferros, que todos los días acude a esos sitios para apostar grandes cantidades de dinero, que al convertirse en pérdidas para quienes apuestan, y ganancias para las casas de juego, se justifican ante las autoridades hacendarias como ganancias lícitas.

Olivares exigió a los diputados escuchar los argumentos contra los casinos, porque “en México se avecina una pandemia de ludopatía, que el último estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ubica como un severo problema para la sociedad mexicana, pues generará en el corto plazo 5 millones de enfermos en el territorio nacional.

Con preocupación se denunció la postura de la Subcomisión legislativa porque “el dinero del narcotráfico además de encontrar lavado en los bancos, llega también a los casinos y casas de juego, donde las mafias se han avocado a integrar un ejército de incondicionales que día a día acuden a jugar con la consecuente pérdida de cifras millonarias”.

Tal situación representa darle una oportunidad a la delincuencia organizada, insistió Daniel Olivares, quien demandó a los legisladores federales que escuchen los argumentos de aquellas personas que se oponen con criterios razonados a la instalación de las casas de juego.

“Desde cualquier óptica es perjudicial para la salud pública. Los daños de los casinos están perfectamente documentados, las salas de apuesta y casinos no son productivas para la sociedad. En Estados Unidos se ha demostrado que por cada dólar gastado en un casino se requieren seis más como inversión por el costo social que estos implican”.

Uno de los perjuicios evidentes para la sociedad es la incidencia, cada día mayor, de la ludopatía que se traduce en la participación de estos enfermos, en un porcentaje de 90 por ciento, en crímenes o robos.

La OMS reconoce en la ludopatía una enfermedad progresiva y mortal. “La sociedad pierde y unos operadores son los que ganan. Hay gente que va todos los días a apostar, ¿y de dónde sale todo ese dinero?”.

“Lo que denotan los diputados es una gran ignorancia de los efectos sociales que provoca el juego. No se han percatado que se beneficia fundamentalmente a los delincuentes, y a las grandes empresas como Televisa que fue favorecida por permisos concedidos por Santiago Creel.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS