México

La Procuraduría General de la República aprehendió 125 slots en Chiapas

22-08-2007
Tiempo de lectura 1:42 min
(México).- La Procuraduría General de la República, Delegación Chiapas, inició una serie de acciones encaminadas a combatir los delitos previstos en la Ley Federal de Juegos y Sorteos, por lo que el Ministerio Público de la Federación incautó 125 máquinas de apuestas en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, Pichucalco, Comitán, Juárez y Villaflores.

Dichos aparatos operan de manera automática, la secuencia de iluminación y conteo de monedas son controladas por un microprocesador donde se almacena la información de la máquina, por lo que el usuario del mismo no puede intervenir en el resultado del juego.

Por ello, el perito en materia de Comunicaciones y Electrónica de la institución determinó que los “minicasinos” no se encuentran entre los juegos señalados dentro del artículo 2º de la Ley Federal de Juegos y Sorteos y por lo tanto, son ilegales.

La Delegación de la PGR en Chiapas sugiere a la ciudadanía y a los empresarios, abstenerse de tener dichos aparatos electrónicos u otro con características similares en sus negocios o domicilios, ya que es un delito del orden federal y los invita a denunciar su operación.

El artículo 2º de la Ley Federal de Juegos y Sorteos, señala que sólo se permitirán: el juego de ajedrez, el de damas y otros semejantes; el de dominó, de dados, de boliche, de bolos y de billar; el de pelota en todas sus formas y denominaciones; las carreras de personas, de vehículos y de animales, y en general toda clase de deportes; los juegos no señalados se considerarán como prohibidos para los efectos de esta Ley.

También el ordenamiento estipula en su numeral 4º que no podrá establecerse ni funcionar ninguna casa, o lugar abierto o cerrado, en que se practiquen juegos con apuestas y sorteos, de ninguna clase, sin permiso de la Secretaría de Gobernación. Dicho lo anterior, las máquinas tragamonedas por su característica de apuesta están prohibidas por las leyes vigentes en el Estado Mexicano.

Las penalidades que se aplican en esta Ley oscilan entre los tres meses y tres años de prisión y el pago de una multa 500 (U$S 45) a 10 mil pesos (U$S 901.9), a quien no cuente con los permisos expedidos por la Secretaría de Gobernación. Y se aplicará prisión de un mes a dos años y multa de cien a cinco mil pesos (U$S 450.9) a los que alquilen local para juegos prohibidos o con apuestas, así como a los jugadores y espectadores. Las anteriores penalidades se encuentran estipuladas en los artículos 12 y 13 de la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS