Edición Latinoamérica
08 de Julio de 2020

Portugal

Investigan la creación del casino de Lisboa y una alteración a la Ley de Juegos

(Portugal).- El Ministerio Público investigará el proceso que llevó a la construcción del Casino de Lisboa y una alteración, en diciembre, a la Ley del Juego, que constan en el llamado caso Portucale, sobre tráfico de influencias.

E

stos dos casos constan del llamado proceso Portucale, cuyo objetivo central pasa por sospechas de tráfico de influencias en la aprobación de un emprendimiento del Grupo Espíritu Santo en la Herdade de la Vagem Fresca, en Benavente.

Las escuchas telefónicas revelaron a los investigadores del Departamento Central de Investigación y Acción Penal (DCIAP) otras situaciones en que la influencia de Abel Pinheiro, ex dirigente del CDS/PP y acusado en el proceso, ha sido utilizada en la aprobación de documentos gubernamentales.

El administrador de Estoril-Sol, Mário Assis Ferreira habría sido escuchado discutiendo las alteraciones de la Ley del Juego con Abel Pinheiro, el principal acusado del proceso.

La alteración a la Ley del Juego (Decreto-Ley 40/2005, aprobado en el Consejo de Ministros de diciembre de 2004) aumentó el texto de las apuestas permitidas en las llamadas salas mixtas (con juegos de máquinas y de mesa).

Abel Pinheiro, ya en enero de 2005, también habría sido escuchado solicitando informaciones a Belém sobre si Jorge Sampaio aprobaría o no el documento sobre juegos.

El administrador de Estoril-Sol, Assis Ferreira, admitió haber conversado con el ex dirigente del CDS sobre el tema, rechazando haber solicitado a Abel Pinheiro el uso de influencia para que el documento fuera aprobado.

También Telmo Correia, ex ministro de Turismo, desechó cualquier tipo de ilegalidad. “Fue un proceso transparente dentro del normal funcionamiento de la Administración Pública. En ningún momento Abel Pinheiro hizo algún tipo de presión”, dijo Correia.

El otro documento en causa, dijo con respecto a la coincidencia temporal entre la firma del escrito que definió la estructura del casino y la firma del contrato-promesa de compra y venta del Pavilhão do Futuro (donde se sitúa el casino), negociado entre la Estoril-Sol y la Parque Expo. El documento, habría sido firmado dos días antes (14 de septiembre de 2004) del negocio para la compra del edificio.

Esta coincidencia puede ser aplicada por los plazos impuestos por la ley, que aprobó la construcción del nuevo casino en Lisboa.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook